Cerraron las campañas en Uruguay y todo se presta a que las urnas consagren ganador al candidato del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, quien con su triunfo marcará algunos hitos. Porque será el primer presidente del FA en reelegir, además será la primera vez que un partido esté por tres mandatos consecutivos desde el regreso a la democracia, en 1985, y marca la consolidación de la agrupación de izquierda como fuerza hegemónica del país. Así lo indican las encuestas, como la presentada por los Equipos Mori y Cifra, quienes sostienen que hay un margen de más de 14 puntos entre Vázquez y el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou.

El candidato blanco, con discurso moderno juvenil pero de programa tradicional, recorre de a tres pueblos por día con la esperanza de lograr un batacazo. Sin embargo, lo cierto es que cada vez más se nota el clima de derrota, algo que percibió el ex candidato Pedro Bordaberry, quien lanzó el apoyo a Lacalle Pou, incluso recorriendo algunas comunas para explicar su planteo, pero luego hizo mutis por el foro ante la situación, informó Tiempo Argentino.

El resultado consolida un proceso de nacionalización del Frente Amplio –que surgió en 1972 con alianzas de partidos de izquierda y alas progresistas de los colorados y blancos– ganando actualmente en 15 de los 19 de los departamentos tras saltarse de su epicentro en Montevideo, municipio que gobierna desde 1989 y que es el principal distrito electoral con el 50% del electorado, donde obtiene el 60% de las preferencias.

Este cambio se percibe en el viaje hacia Montevideo desde Colonia. Si años atrás para ver banderas del Frente Amplio había que esperar a entrar a la capital y percibir el clima frentemplista, ahora el cambio se percibe al pisar el país.

Y es que se consolida un proyecto bajo la matriz de inclusión, que logró reducir la pobreza y el desempleo en base al crecimiento y la producción, con un fuerte compromiso del Estado en la garantía de derechos, y que está inserto entre los gobiernos populares de América Latina, por lo que representa una buena noticia para el continente entero.

Incluso, este nuevo mandato de Tabaré Vázquez define una nueva etapa, porque sigue una dinámica de profundización abierta por José Mujica y ahora está acompañado por Raúl Sendic, lo que marca un reposicionamiento de las alas de izquierda en el Frente Amplio.