El Congreso comenzará a discutir esta tarde un proyecto de ley para que los ciudadanos argentinos puedan elegir a 43 legisladores para que los representen en el Parlamento del Mercosur, con sede en Montevideo. Hasta la actualidad, el cuerpo funciona con diputados de cada Estado miembro elegidos por sus pares de manera indirecta, pero una serie de acuerdos internacionales firmados por el bloque obligan a que cada país elija a sus propios representantes de manera directa. El único que eligió a sus legisladores regionales es Paraguay, que lo hizo junto a sus elecciones presidenciales de 2008 y 2013.

Los proyectos de ley que serán analizados hoy en el plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto de la Cámara de Diputados corresponden a Andrés Larroque y Jorge Landau, del Frente para la Victoria.

En ambos casos, se busca modificar el Código Nacional Electoral y la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos para que se pueda elegir a los representantes ante el Parlasur de manera directa. Sin embargo, también serán sometidos a tratamiento de la comisión proyectos presentados por el Frente Renovador y el GEN.

Una serie de notas que fueron publicadas estos días por Clarín y La Nación apuntan a que los proyectos de Larroque y Kunkel buscan dotar de inmunidad a los parlamentarios del Mercosur por razones de índole coyuntural. Sin embargo, eso es algo establecido en el artículo 12 del Protocolo Constitutivo del Parlamento del Mercosur firmado por los Estados miembros en 2005 y ratificado en una serie de tratados y leyes posteriores. De hecho, lo que los proyectos buscan es amoldar la legislación argentina a las normas regionales.

Los parlamentarios del Mercosur, en representación de la ciudadanía argentina, serán asimilados en el derecho interno a los diputados nacionales en cuanto a inmunidades parlamentarias, regímenes remuneratorios, laborales, previsionales, y protocolares conforme lo establece la Constitución Nacional en los artículos 67, 68, 69 y 74 y el Reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación”, dice el proyecto de Larroque en su artículo 2. El de Landau establece las mismas condiciones en su artículo 12.

Lo que fue presentado como una “polémica iniciativa K” no es más que lo que figura en el artículo 12 del Protocolo Constitutivo del Parlamento: “Los Parlamentarios no podrán ser juzgados, civil o penalmente, en el territorio de los Estados Partes del Mercosur, en ningún momento, ni durante ni después de su mandato, por las opiniones y votos emitidos en el ejercicio de sus funciones”.

Los proyectos de la oposición tienen muchas similitudes con los del oficialismo

Aunque Graciela Camaño, del massismo; y Pablo Tonelli, del PRO, consideraron que se trata de un artículo que excede lo establecido por el Protocolo, lo cierto es que el massista Asseff incluyó el mismo párrafo en el artículo 12 de su proyecto, presentado el 5 de junio de 2014. La también massista Ehcosor, esposa del intendente de Hurlingham Luis Acuña, incorporó la misma disposición el artículo 16 de su proyecto presentado el 24 de junio de este año.

El politólogo Emanuel Porcelli, especializado en temas de integración regional en el Mercosur, sostuvo que el Protocolo del Parlasur “es ambiguo”, por lo que “lo más lógico es homologar la situación de los legisladores regionales con la de los nacionales en cuanto a requisitos, sueldos e inmunidades”. En diálogo con INFOnews, el especialista indicó que eso es lo que pasó cuando se legisló sobre el tema en Paraguay y en los países de la Unión Europea que conformaron el Parlamento Europeo.

Otro punto de polémica se dio por el hecho que de que el proyecto de Larroque establece que la elección de diputados para el Parlasur se hará en simultáneo con las próximas elecciones nacionales hasta que se establezca el Día del Mercosur Ciudadano, en que se realicen los comicios regionales de manera simultánea en todos los Estados miembro. Es decir que la primera votación se haría en octubre de 2015, en paralelo con las elecciones generales de Argentina. Esta disposición coincide con los tres proyectos presentados por Adrián Pérez, Alberto Asseff y María Azucena Ehcosor, del Frente Renovador; y el de Margarita Stolbizer, de GEN, que establecen exactamente la misma fecha transitoria para la realización de los primeros comicios.

El esquema elegido en ambos proyectos oficialistas es el de la elección mixta: se prevé que de los 43 diputados argentinos destinados al Parlasur, 19 sean elegidos tomando al país como distrito único y 24 en representación de cada una de las provincias. Esa situación habilitaría a que la Presidenta, en el eventual caso de que decida postularse para el cargo, pudiera presentarse a elecciones con su nombre en todas las boletas del país. Asustados por el caudal de votos que el nombre de Cristina Fernández de Kirchner pueda arrastrar al candidato presidencial del Frente para la Victoria, muchos opositores pusieron el grito en el cielo. Así, por ejemplo, Pérez propone que los representantes se elijan en cinco distritos separados por regiones. De esta manera, ningún candidato podría representar a todo el país ante el parlamento regional. “No cabe ninguna duda que es parte de un juego de especulación política. Pero esa elección debe hacerse separada”, dijo el jefe del bloque de diputados de la UCR Mario Negri con el mismo temor.

Cómo sigue

El oficialismo adelantó que la idea es obtener un dictamen favorable en el plenario de comisiones de hoy para que el proyecto sea discutido este jueves en Diputados, y llegue al Senado antes del 17 de diciembre. Ese día se celebra una nueva Cumbre de mandatarios del Mercosur. “Sería un gesto político de enorme importancia”, sostuvo Porcelli, “que Argentina se presente en la cumbre con la ley aprobada. Le daría un espaldarazo considerable al Parlasur”. Brasil congeló la discusión el año pasado ante la ola de protestas que se registraron en junio y Uruguay aun no presentó proyectos para legislar sobre la cuestión, pero el investigador advirtió que la movida de Argentina podría ayudar para que los otros integrantes del Mercosur se animen a dar pasos en ese sentido.

Historia de la integración

El Protocolo Constitutivo del Parlamento del Mercosur que le dio forma al organismo fue aprobado por el Consejo Mercado Común el 8 de diciembre de 2005 y ratificado por los parlamentos nacionales en 2006. El Parlamento empezó a funcionar en 2007 y en 2009 se definió el número de bancas que le corresponde a cada país de acuerdo a la proporcionalidad entre población y territorio: 75 para Brasil, 43 para Argentina, 33 para Venezuela y 17 para Uruguay y Paraguay.