El documento que el titular de la Auditoría General de la Nación Leandro Despouy difundió esta semana, que cita una serie de informes del ente y señala deficiencias en el sistema aduanero y migratorio argentino, continúa cosechando críticas de los propios auditores de la AGN. El miércoles, cuatro de los auditores firmaron un comunicado donde remarcaron que el texto de Despouy constituye "una interpretación personal, que contribuye a generar mayor preocupación social en un tema tan sensible para todos nosotros los argentinos" y enfatizaron expresamente que "no se trata de un informe de la AGN, sino de opiniones propias del señor Despouy" que parten de su interpretación particular de informes del ente. En diálogo con Tiempo Argentino, el auditor Vicente Brusca señaló que "lo que hizo Despouy no es un informe, es un documento político. Recopiló antecedentes, los mezcló, y sacó las conclusiones que políticamente le convienen". Brusca es uno de los cuatro firmantes del comunicado, junto a los auditores Vilma Castillo, Javier Fernández y Oscar Lamberto.

"Como Auditores de la Nación miembros del Colegio de Auditores Generales, el mismo que integra el auditor Despouy, manifestamos que no nos hacemos responsables de sus interpretaciones y dichos personales. No se puede hacer decir a un Informe de Auditoria lo que el mismo no dice, con la finalidad de seguir intereses personales y/o políticos que nada tienen que ver con la institución: (la) Auditoria General de la Nación", manifestaron los cuatro auditores en el comunicado.

"Los informes de auditoría están publicados en nuestra página, y hablan por sí mismos, como las sentencias de los jueces", explicó Brusca a este diario. "Despouy hizo lo que habitualmente se denomina 'cortar y pegar' con la computadora, juntó las partes que él piensa que pueden afectar más al gobierno, y las puso todas en una publicación. No es un documento oficial de la Auditoría, tampoco tiene valor científico alguno porque recortó y pegó lo que era de su interés", fustigó. Dentro de la Auditoría, Despouy encabeza el ala de la UCR de los funcionarios del ente, posicionamiento no compartido por Brusca y otros auditores, quienes ven con preocupación cómo se resiente la alta valoración técnica que tiene la AGN, en aras de generar "una palanca electoral, política" para buscar impacto a corto plazo en los medios dominantes y así dañar al gobierno. Según esta lectura, un próximo paso sería que el texto de Despouy tuviera algún tipo de repercusión en los legisladores de la oposición en el Congreso, para de esta manera ampliar “la plataforma electoral” de esas fuerzas políticas.

El documento en cuestión, titulado “El control de aduanas y fronteras” es presentado como un "informe sectorial del Presidente de la Auditoría General de la Nación” en su portada, toma partes de informes de la AGN referidos a la Dirección Nacional de Migraciones, la Dirección General de Aduanas, la Sedronar, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, entre otras, centrados principalmente entre "2002 y 2012". En las conclusiones del texto de Despouy se marcó de modo general que "los informes de la AGN señalan la enorme carencia de infraestructura, equipamiento, sistemas informáticos y demás medios necesarios para una operación eficiente de la Aduana, a pesar de ser esta una de las más importantes fuente de ingresos del erario público”, entre otros puntos. Al parecer, Despouy tendría previsto difundir algunos documentos más con estas características, en el marco de la serie “Una década al cuidado de los fondos públicos”. «