Raúl Eugenio Zaffaroni  reveló que tras dejar su cargo en la Corte Suprema de Justicia, se dedicará a la docencia porque "es indispensable formar hombres y mujeres jóvenes para que sean capaces de continuar actuando el derecho mucho más y mejor". 

"A estas alturas de mi vida me tengo que dedicar a formar cuadros. Creo que básicamente es eso. Donde me demanden iré, pero no tengo ganas de ser diputado ni nada por el estilo; creo que no me serviría", resaltó.

Además el juez fue homenajeado con una fiesta popular en la Universidad de San Martín como una especie de despedida del magistrado que en 15 dìas dejará su cargo. La celebración incluyó la presentación de artistas como Liliana Herrero, Peteco Carabajal y la banda del nieto recuperado 114, Ignacio Guido Montoya Carlotto.

"A estas alturas de mi vida me tengo que dedicar a formar cuadros. Creo que básicamente es eso. Donde me demanden iré, pero no tengo ganas de ser diputado ni nada por el estilo; creo que no me serviría"

"La intención es celebrar el paso de Raúl Zaffaroni por la Corte Suprema. Su figura excede la cuestión criminal. Es nuestro más destacado jurista y nos brinda una visión profunda de la organización de la sociedad y de la estructuración del poder", destacaron los organizadores de la fiesta.

Personalidades académicas, de la cultura, la política y los derechos humanos estuvieron presentes en este encuentro de este juez que, tal como lo prometió, se jubila del Poder Judicial antes de cumplir los 75 años.