Tras las fallas que experimentaron ayer las líneas de los usuarios de la compañía Claro, el fiscal federal Guillermo Marijuan denunció a la empresa por interrumpir el servicio.

Marijuan impulsó su denuncia en base al artículo 197 del Código Penal, donde se establece que "será reprimido con prisión de seis (6) meses a dos (2) años, el que interrumpiere o entorpeciere la comunicación telegráfica, telefónica o de otra naturaleza o resistiere violentamente el restablecimiento de la comunicación interrumpida".

La causa cayó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, a cargo del juez Claudio Bonadio, e interviene la Fiscalía Número 4, encabezada por Carlos Stornelli.

Además, los consumidores también hicieron sus reclamos y pidieron a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) que le exija a Claro que otorgue resarcimiento de 100 pesos para todos sus clientes en el país.

La solicitud al organismo oficial fue presentada por el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), Fernando Blanco Muiño, quien además cuestionó a la compañía por no informar con precisiones cuál fue el problema que causó la caída de las líneas.

La compañía pidió disculpas por los "graves inconvenientes" y aseguró que los usuarios de Buenos Aires recibirán un crédito adicional que se podrá utilizar entre el 22 y el 26 de diciembre.