La acumulación de residuos, que provocó olores nauseabundos por las temperaturas registradas en los últimos días también generó un conflicto entre el gobierno y la agrupación Camioneros. Mientras que las autoridades porteñas anunciaron la normalización del servicio, los representados por Hugo Moyano amenazan con un nuevo paro.

El ministro de Espacio Público porteño, Edgardo Cenzón, afirmó que serán sancionadas las empresas Cliba y Ashira Martin & Martin, que se ocupan de la limpieza en los barrios de Flores, Caballito, Almagro y Palermo, así como los empleados.

El funcionario explicó que los inconvenientes se generaron porque "las bases (sindicales) no quieren salir o no dejan que la gente trabaje", para formalizar "reclamos fuera de lugar, extemporáneos".

Sin embargo, los trabajadores que deben realizar sus actividades los días feriados, reclaman retribuciones extras por esas jornadas."El pasado jueves, el gobierno de la Ciudad notificó que el 25 de diciembre y el 1 de enero iba a cortar los servicios, por lo que se iban a reducir un montón de puestos de trabajo", explicó el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano.

."El pasado jueves, el gobierno de la Ciudad notificó que el 25 de diciembre y el 1 de enero iba a cortar los servicios, por lo que se iban a reducir un montón de puestos de trabajo"

En ese sentido, el dirigente gremial denunció que "el gobierno de la Ciudad debe tener un plan de ajuste dejando a muchos trabajadores sin poder trabajar, sin poder cobrar doble" en días feriados.

A la vez, amenazó que "si con el 25 de diciembre no tomaron conciencia, el 2 de enero va a haber reducción de recolección de basura" y agregó: "Es un mensaje tanto para las empresas como para el gobierno de Macri, que los trabajadores tienen que ser respetados y cobrar lo que les corresponde".

"Hubo una mesa de negociación y un acuerdo y, sin embargo, los delegados de estas dos empresas decidieron no salir a recolectar la basura", añadió Cenzón, y subrayó que el gobierno de la Ciudad no puede "ceder ante este tipo de presiones cada vez que se inicia un nuevo contrato con la basura".

"En la medida en que se vayan sumando estos comportamientos, claro que corre riesgo la concesión"

Cenzón sostuvo en declaraciones a radio La Red que "no hay suficiente cantidad de camiones ni empleados para hacer ese trabajo" y manifestó que "con cinco camiones no podemos cubrir" la tarea que despliegan cada jornada 150 unidades.

"Cuando la gente no quiere salir a trabajar, se nos complica. Siempre, para este tipo de episodios, los sindicalistas aprovechan la Navidad, el Año Nuevo, los feriados largos. Es una cosa repetida históricamente en la Ciudad. Vamos a aplicar todo lo que haya que aplicarles", dijo el funcionario porteño.

Finalmente se refirió a la continuidad de la concesión por lo que el ministro afirmó que "en la medida en que se vayan sumando estos comportamientos, claro que corre riesgo la concesión" y dijo que "con tres días consecutivos sin recolección se rescinde el contrato. Supuestamente, se va a normalizar esta noche el servicio".