La medida, anunciada el 23 de diciembre pasado por los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación Federal, Julio De Vido, fue dispuesta mediante el decreto 2579/2014, publicado en el Boletín Oficial.

De esta manera, a partir de mañana se reflejará en las estaciones de servicio una baja en los precios de los combustibles.

En sus considerandos aclara que "en virtud de tal coyuntura internacional, resulta procedente disminuir para determinados productos gravados" entre 10% y 20% las alícuotas.

"La caída del precio del petróleo en el mercado internacional, durante el último trimestre de 2014, impacta directamente en la economía nacional y obliga a tomar medidas conducentes a preservar el nivel de actividad y producción de la industria hidrocarburífera en sus distintas etapas, asegurar las fuentes de trabajo del sector y cumplir cabalmente los principios y fines de la Ley de Soberanía Hidrocarburífera del país", explica.