El suicidio de Leelah Alcorn conmocionó a las redes sociales. Ocurre que Leelah (Joshua según su nombre de nacimiento) se tiró delante de un camión para terminar con su vida. 

Pero la joven había previsto que se publicara en la red social Tumblr una carta donde explica los motivos de su decisión. Allí, Leelah cuenta su historia y pide que alguien "arregle a la sociedad".

"Cuando a los 14 años supe que significa ser transgender, lloré de la emoción. Luego de 10 años de confusión, finalmente entendí quien era", cuenta en su texto. Sin embargo, su familia no acompañó lo que le ocurría y le negó la operación de cambio de sexo

"Si estas leyendo esto, padres, por favor no le digan esto a sus hijos. Incluso si son cristianos o están en contra de las personas trans, nunca le digan eso a alguien, especialmente si son sus hijos".

Luego, Leelah pide: "Mi muerte tiene que ser contada en los números de casos de personas trans que se suicidaron este año. Quiero que alguien mire ese numero y diga: "Esto es una mierda", y lo arregle. Arreglen a la sociedad. Por favor".

"Si estas leyendo esto, padres, por favor no le digan esto a sus hijos. Incluso si son cristianos o están en contra de las personas trans, nunca le digan eso a alguien, especialmente si son sus hijos", agrega en su misiva. 

A pesar de esto, la madre de Leelah, Carla, posteó en Facebook una versión absolutamente distinta: "Hoy mi hijo, Joshua Ryan Alcorn, se fue al cielo. Salió a caminar a la mañana y fue impactado por un camión".

Las voces en las redes sociales no se hicieron esperar y fueron miles de tweets en todo el mundo pidiendo una mayor comprensioón e integración para las personas trans.

El 40% de la población trans se suicida, mientras que su expectativa de vida -producto de los crímenes de odio, el desempleo, la marginalidad, la prostitución y la pobreza- no supera los 40 años en promedio.