La rebaja de los combustibles del 5% cosechó ayer la aprobación de la presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles de la Argentina (Fecra), Rosario Sica, quien resaltó la medida oficial como "histórica", si bien advirtió sobre la incidencia de la rebaja podría tener en las inversiones previstas para el sector.

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la provincia de Buenos Aires (Fecoba), Luis Malchiodi, aseguró que los empresarios mantendrán la cautela frente a los posibles efectos de la medida en las ganancias privadas y en la negociación paritaria, informó Tiempo Argentino.

Luego de que YPF picó en punta con la publicación de la nueva lista de precios, las petroleras Shell y Axion (ex Esso) se sumaron rápidamente al cambio que se anunció el 23 de diciembre con lo que ayer la mayoría de las estaciones de servicio del país exhibió los nuevos valores.

En el segundo de vigencia de la medida, Sica aprovechó una entrevista radiofónica para calificar como "histórico" el retroceso del 5% del precio de los combustibles. La dirigente reconoció que "esta es la primera vez que recuerde que haya una disminución en el valor de las naftas y el GNC" en el mercado local. A la par de esa definición, Sica analizó que en el contexto de la caída de "casi un 50 por ciento" que experimenta desde finales de 2014 el precio internacional del barril "no había otra posibilidad".

La presidenta de Fecra analizó también las posibles repercusiones de la medida en relación con las inversiones y anticipó que la baja de los precios y una hipotética baja de los beneficios de las empresas podría derivar en el estancamiento de las inversiones para el sector. "Esta coyuntura genera en el país un beneficio, por un lado, y un perjuicio, por el otro", indicó Sica, quien agregó que, por un lado, "se favorece al consumidor por primera vez y el país ahorra unos 2700 millones de dólares, pero el perjuicio está en que debido a que los costos del país son muy elevados pueden quedar paralizadas muchas obras en el sector petrolero".

Pese a que ayer los precios nuevos se podían ver en la mayoría de las pizarras del país, incluido el territorio bonaerense, Luis Malchiodi, referente de las estaciones de servicio de esa provincia, aseguró a Tiempo que entre sus representados prima la cautela con el mecanismo que se implementará para hacer concreta la rebaja. Malchiodi advirtió que desde el gobierno "dicen que habría una quita sobre impuestos, pero que otra parte resignaría la petrolera, así que esperamos que lo anunciado no afecte nuestra ganancia".

El dirigente apuntó también que la proximidad de la discusión salarial de 2015 "es una preocupación" para los dueños de las estaciones de servicio. "Somos cautelosos", resumió el titular de Fecoba.