De acuerdo con la política de integración de partes y piezas nacionales para la sustitución de importaciones, la empresa nacional de motovehículos, Motomel, comenzó a producir motores en su planta del partido bonaerense de San Nicolás.

Este proyecto demandó una inversión de 10 millones de pesos y se estima que llegará a producir unas 4 mil unidades al mes.

Además de la inversión en maquinaria y la ampliación de los controles de calidad, la aplicación del proyecto generó nuevos puestos de trabajo.

“La inversión permitirá tener una industria competitiva”

El director Industrial de Motomel, Carlos Spangemberg, afirmó que el motor “Es el componente más complejo” de una moto “dada la cantidad de piezas, materiales y controles exhaustivos que requiere”.

A partir de la inversión “la marca podrá crear una industrialización de este vital componente y así asegurar la sustentabilidad en la provisión de partes”.