El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, calificó hoy de “ridículo" y "manotazo de ahogado" el pedido de indagatoria hecho por el fiscal especial para el caso AMIA, Alberto Nisman, a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la firma del Memorando de Entendimiento con Irán. 

En declaraciones a CN23, Fernández consideró que el memorando firmado entre Argentina e Irán –que fue aprobado por el Congreso local, pero no por el iraní- que contemplaba la posibilidad de tomarles declaraciones a los imputados en Teherán fue una “propuesta seria respecto a la investigación” del atentado terrorista cometido el 18 de julio de 1994.

“Es algo que no se puede comprender y que no tiene nada que ver ni con lo lógico ni con lo serio”, planteó el secretario de la Presidencia con respecto a las motivaciones de Nisman. “Creer que las decisiones de la Presidenta pueden estar subordinadas al pensamiento de un fiscal es una locura”, remarcó.

" Es ridículo y seriamente preocupante lo que está sucediendo"

En una declaración presentada hoy en medio de la feria judicial, el fiscal Nisman denunció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman de encubrir a los iraníes acusados de haber sido los autores ideológicos del atentado contra la sede de la AMIA. Nisman también citó al diputado nacional Andrés Larroque, a personal de la Secretaría de Inteligencia de la Presidencia de la Nación, los dirigentes Luis D’Elía y Fernando Esteche, el ex fiscal federal y ex juez de instrucción Héctor Yrimia, y el referente comunitario iraní Jorge “Yussuf” Khalil. El fiscal los acusa de ser autores y cómplices del encubrimiento agravado de los acusados iraníes por el atentado terrorista. La denuncia recayó en el juzgado de Ariel Lijo.

"El único autorizado a firmar tratado como Estado soberano con otro país es la Presidenta de la Nación, según el artículo 99 de la Constitución. Pero ese tratado no tendrá validez si no lo aprueba el Congreso. Por qué no llamaron a indagatoria a todos los senadores y a los diputados que lo aprobamos, porque si lo hubiéramos rechazado no hubiera existido. Es ridículo y seriamente preocupante lo que está sucediendo", agregó el funcionario en diálogo con CN23.