Anna Grodzka nació con el nombre Krzysztof Begowski y tiene actualmente 60 años. En el año 2000 concretó uno de sus sueños: cambiarse de sexo. Ahora, para cumplir su segundo, quiere postularse a la presidencia de su país natal, Polonia. Actualmente es miembro del Parlamento.

Grodzka es, además, la primera miembro transexual del máximo órgano legislativo polaco, cuando fue electa en el año 2011. Sin embargo, los antecendes de apertura y tolerancia en ese país no son nuevos. En el mismo año en el que Grodzka fue electa para el Congreso, Robert Biedrom se convirtió en el primer alcalde abiertamente homosexual del país

Grodzka, además, comparte espacio político con Joanna Erbel, quien ante el llamado de Biedrom para que cualquier candidato "saliera del armario", declaró su bisexualidad. En esa instancia, Erbel cosechó aproximadamente el 3 por ciento de los votos para el Partido Verde, que también integra Grodzka. 

Antes de ingresar a la política, Grodzka se desempeñaba como empresaria en el área editorial y cinematográfica. Ella es la tercera persona en el mundo en conseguir ser electa para un parlamento nacional, precedida por Georgina Beyer (Nueva Zelanda) y Vladimir Luxuria (Italia).