Trabajadores judiciales de la Capital Federal advirtieron hoy, a través de una solicitada, que “el sector patronal, corporativo y conservador del Poder Judicial se ha lanzado públicamente, apoyado por los monopolios mediáticos, para atentar contra la democracia”, y señalaron que para ese fin conformaron el denominado “Partido Judicial” que se presentó en sociedad el pasado 18 de febrero.

En una solicitada titulada “Los trabajadores judiciales no nos traicionamos”, en la que cuestionaron la movilización del miércoles organizada por un grupo de fiscales al cumplirse un mes de la muerte de su colega Alberto Nisman, los trabajadores nucleados en la sección Capital de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN-Capital) manifestaron: "Pasó la marcha del silencio y tenemos cada vez más certezas acerca de la profunda renovación y democratización que tiene que atravesar el Poder Judicial, como poder estatal”.

"Un grupo de fiscales no hace nada, pero no son cinco tipos nada más. Atrás están las coopraciones mediáticas y el poder real de la Argentina", afirmó la titular de UEJN-Capital, Vanesa Siley, en diálogo con el programa Guetap de radio Vorterix, y agregó: "Está mal hacer como comentarios ingenuos cuando detrás de eso no hay ingenuidad. El 18F atenta con la gobernabilidad".

"Fuimos muchos sectores los que firmamos la solicitada, como la Asociación Judicial Bonaerense, la de Santa Fe, y 4 seccionales de UEJN", señaló Siley, que aseguró además tener "testimonios de mujeres que trabajaron con estos fiscales sobe maltrato laboral".

Una dura solicitada, con fuertes críticas a Piumato

“Hoy el sector patronal, corporativo y conservador del Poder Judicial se ha lanzado públicamente, apoyado por los monopolios mediáticos, para atentar contra la democracia. Conformando en los hechos un Partido Judicial", denunciaron en el texto los trabajadores judiciales porteños, y recalcaron que este último "lejos está de representar a todos los miembros de la Justicia; una parte que no representa a la comunidad judicial y mucho menos a los trabajadores judiciales”.

Sin nombrarlo, también apuntaron contra el secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), Julio Piumato, al señalar que el “dirigente gremial que ofició de vocero de este partido, de los fiscales y jueces que conforman la patronal judicial que ejerce maltrato laboral, discriminación de género y abuso de autoridad contra sus empleados, muy lejos está de representar a los trabajadores judiciales”.

Asimismo, remarcaron que “la herramienta gremial solamente debe ser utilizada en beneficio de los trabajadores, de la carrera judicial, para obtener un convenio colectivo y para recuperar el sistema de enganche que nos sacó el menemismo”, y advirtieron que nunca debe ser utilizada para “servir a los patrones” ya que eso “es traicionar a los judiciales, defendiendo a los que violan nuestros derechos”. “Los trabajadores judiciales somos dignos y desarrollamos nuestra labor diaria con la responsabilidad que nos toca. La traición de uno jamás será la pérdida de esa dignidad por parte de todos los judiciales del país”, concluyeron.

Respuesta de Piumato

El titular del sindicato a nivel nacional, Julio Piumato, calificó de "insignificante" la solicitada y afirmó que "la mayoría de los que firman ahí no son de la UEJN". Además, dijo que "es un disparate lo del Partido Judicial" que mencionó la Presidenta y agregó: "Si alguien ha avanzado sobre otro poder el es Gobierno sobre el Poder Judicial".

"En cuanto a la referencia hacia mi persona, CFK no vio la marcha. Yo no hablé, solo pedí el minuto de silencio", se defendió el gremialista, y explicó su abrazo con el fiscal Germán Moldes, duramente cuestionado por los familiares de víctimas de AMIA por haber "cajoneado" la causa y demorado indagatorias: "Con Moldes compartimos cárcel durante la dictadura. Estábamos distanciados ahora. Fue emotivo el encuentro".

@audio@