La fiscal que investiga la muerte de Alberto Nisman, Viviana Fein, dijo hoy en Vorterix que si la jueza Sandra Arroyo Salgado quiere pedir su recusación, "que lo haga". Además, dijo que no puede asegurar que se haya tratado de un suicidio y no descarta ninguna hipótesis sobre el fallecimiento del fiscal.

"Si quieren pedir mi recusación, que lo hagan. Si eso es lo que considera la doctora Arroyo Salgado, que lo plantee y lo formalice. Yo no tengo ninguna notificación de eso, no me consta porque no me fue solicitado, pero, si es así, tendrán que fundamentar la pretensión", sostuvo Fein en diálogo con el programa Guetap de radio Vorterix,

"Fuimos notificados a las 00.20 del 19 de enero. Me buscaron y llegué 01.20. Estaba el médico, la madre del Dr. Nisman, una amiga, custodio, prefectos. Nadie me asegura qué sucedió en la escena. No se puede asegurar si se preservó o modificó", explicó la fiscal, y explicó que eso es lo que intentará dilucidar con el testimonio del secretario de Seguridad: "A Berni se le va a preguntar sobre qué se encontró al llegar".

La titular de la Fiscalía Nº 45 rechazó además las críticas que recibió por la demora en la investigación y aseguró: "No creo que haya pasado tanto tiempo para fijar una hipótesis. Faltan medidas de prueba. La próxima semana se van a conocer pericias técnicas como las llamadas de Nisman". Según indicó, la causa se demora porque hay partes y existen cosas en las que no actúa de oficio. 

"No creo que haya pasado tanto tiempo para fijar una hipótesis. Faltan medidas de prueba".

"Una respuesta a un mes y días en un hecho de estas características sería un milagro", consideró Fein, e insistió: "Hay que ir a las pruebas, investigar con las las pruebas. Hay más de 80 testigos. No creo que sea mucho el tiempo transcurrido para un hecho de estas características".

En cuanto a la hipótesis del suicidio, la primera que se esgrimió y por ahora la principal en la investigación, la fiscal precisó que "la no participación de terceras personas surge de un adelanto telefónico de la autopsia, de un médico que participó de la autopsia", pero opinó que "hoy es prematuro afirmar cualquier cosa". "No puedo decir de manera categórica que Nisman se haya suicidado, tengo que tener elementos. Hoy por hoy tengo que descartar lo más grave, que es el homicidio o la inducción", señaló.

Consultada sobre la posible recusación que podría hacerle la ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, respondió: "Si quieren la recusación que la hagan. Siempre traté de expresar a los medios lo que realmente se estaba llevando a cabo sin adelantar contenidos ni medidas contundentes".

"No puedo decir de manera categórica que Nisman se haya suicidado, tengo que tener elementos".

"Lo que ella considere que lo formalice en el contexto de la causa. Yo no tengo ninguna información de que se me vaya a recusar o la causa pase al fuero federal", sostuvo. Sobre etse último punto, agregó: "Tendrá que explicar Arroyo Salgado porque quiere pasar la causa al fuero federal. Tendrá que fundamentar la petición".

Sobre las críticas pro su perfil, sentenció: "No voy a emitir respuesta sobre los que consideran que me queda grande la causa. Mi trabajo está a la vista de la sociedad. Me he sentido respaldada a lo largo de estos años. En todas las épocas".

Las huellas de Lagomarsino

En una entrevista publicada hoy, Diego Lagomarsino dijo no entender por qué no estaban sus huellas en el arma que terminó con la vida del fiscal Nisman, ya que él mismo le había explicado cómo manipularla y al menos él no la limpió luego de hacerlo: "Deberían estar mis huellas. Los motivos técnicos no los conozco".

"Está determinado, no hay huellas de Lagomarsino", confirmó Fein en Vorterix, y dijo que "hay una explicación técnica", aunque no dio detalles de la misma.

La citación al senador que habló de una relación homosexual

La fiscal explicó que el senador Salvador Cabral fue citado a declarar por pedido de la defensa de Lagomarsino, debido a sus polémicas declaraciones: "En principio va a contestar en pliego de preguntas a pedido de la defensa de Lagomarsino". En la entrevista con el diario El País, el técnico informático negó cualquier tipo de relación homosexual con su jefe.