La empleada doméstica del departamento donde vivía Ángeles Rawson aseguró hoy en el juicio oral por el crimen de la adolescente que la víctima no llegó a ingresar a su casa el 10 de junio del 2013, día en que fue asesinada.

"Ese día no entró absolutamente nadie", dijo Dominga Torres en su declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño, a cargo del juicio que se le sigue al portero Jorge Mangeri por el homicidio de Ángeles.

La mucama agregó que "a Mangeri lo veía cuando llegaba. Pero ese lunes no lo ví y la puerta de calle estaba cerrada".