El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, celebró el pedido del fiscal Leonel Gómez Barbella para que el juez convoque a indagatoria a directivos del Grupo Clarín, de la Nación y La Prensa; y destacó que “Es la primera vez que un fiscal toma la decisión de creerle a las víctimas”.

"Es la primera vez que un fiscal en el marco de esta causa toma la decisión de creerle a las víctimas, que el sufrimiento ha sido verdaderos y que los denunciados tiene el derecho a ser escuchados por los jueces. Es un impulso fundamental", destacó.

En diálogo con Nacional Rock, el dirigente afirmó que "está más que acreditado el interés que tenían las Juntas Militares en esta compulsiva venta de Papel Prensa y no a cualquier comprador sino a estos grupos mediáticos". Esa es la razón por la cual el fiscal "entiende que existe el delito de coacción".

"Está más que acreditado el interés que tenían las Juntas Militares en esta compulsiva venta de Papel Prensa y no a cualquier comprador sino a estos grupos mediáticos"

De ahora en adelante, "el juez va a tener que determinar si la familia Graiver eran perseguidos políticos. Esto se confirma cuando Camps los secuestra y lo lleva al Puesto Vasco pero con anterioridad"·

Además remarcó que la demora en la causa se debe a la complejidad de la misma: “Es una causa compleja, que tiene muchos años. Se inicia en 1988 posterior a que el doctor Raúl Alfonsín firmara el derecho al resarcimiento a la familia Gravier".

Y añadió: "La causa estuvo estancada durante muchísimos años. Se reanima en 2010 después de un informe que presentara Guillermo Moreno y las denuncias que vuelve a presentar Lidia Papaleo".