Como todos los años, los adoradores del falo vivieron el primer domingo de abril la celebración del pene en Kawasaki , Japón . Hicieron procesión, comieron golosinas y gritaron de placer.

En el "Kanamara Matsuri" hubo desfiles con penes gigantes en rosa por las calles donde se lo vitoreó. Muchos turístas se subieron a la movida nipona este 2015. 

La fiesta tiene su orígen en el siglo 17, donde una prostituta llegó en el periodo Edo (1603-1868) a un santuario un pene para orar por un buen negocio y la protección contra la enfermedad.

Cada año la celebración es más colorida y ruidosa  para celebrar el pene como símbolo de la fertilidad.