Un grupo de personas que pertenecerían a distintas barrasbravas tomaron parte de la feria de La Salada, prendieron fuego gomas de autos y rompieron las luces y las cámaras de seguridad del predio. Ante la noticia, la policía y Gendarmería acudieron al lugar, aunque permanecerían cortadas distintas calles linderas.

Según la información difundida hasta el momento, se trataría de barras de River, Boca y Los Andes, que actuaron bajo los rumores de un posible nuevo desalojo durante la madrugada en la feria, hecho que nunca sucedió. En consecuencia, realizaron un corte de calle sobre el Camino de la Ribera. 

Las personas responsables de la toma serían parte de la comunidad responsable de casi 8 mil puestos ilegales que fueron desalojados la semana pasada, ordenado por el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitali.

Los ocupantes utilizaron comeras para destruir las luces y cámaras de seguridad, lo cual impidió a las autoridades saber qué sucedió exactamente y quiénes fueron los perpetradores. Además, se escucharon estruendos, aunque no está claro si se trató de disparos u otra fuente. 

"Nosotros pacíficamente nos retiramos, pero hoy vinieron por más, entonces no nos vamos a retirar", dijo uno de los manifestantes que dialogó con una emisora televisiva que pudo acceder al lugar. 

"No somos mafia. Somos gente del barrio. Malos no hay acá. Hay señoras que vienen a pelear por su puesto porque tenemos hambre. Venimos a pelear por lo nuestro", expresó otro de los integrantes del grupo que ocupó esta noche el predio. 

"No se puede trabajar así. Yo lo único que tengo de entrada es esto, tengo dos hijos. Todas las veces dicen que hay mafias y chorros. Yo sólo quiero que nos dejen trabajar", manifestó una puestera que se hizo presente en el lugar.