“Apostemos por lo que es natural. Un hombre y una mujer transmiten la vida. Hay cosas que no pueden cambiar”. El mensaje se lee desde un cartel que cuelga de la galería colegio católico Calasanz de Caballito llamó la atención de las personas que se dirigieron el domingo a la institución para votar.

La legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente Para la Victoria (FPV) y secretaria general de la Mesa Nacional por la Igualdad María Rachid anunció en su cuenta de Twitter que iba a realizar una denuncia contra el colegio.

“Este es un ejemplo de “escuela de la discriminación”, explicó en la red social.

“Estamos hablando con la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans y la Mesa. Nos vamos a juntar para ver qué tipo de acción iniciar. Si un amparo o una demanda por daños y perjuicios”, detalló Rachid a Infojus Noticias.

“Viola la ley anti discriminatoria de la ciudad de Buenos Aires, se opone al principio de igualdad y no discriminación, a la ley nacional, a la de matrimonio igualitario y a la de educación sexual integral”, agregó.