El juicio por el crimen de Ángeles Rawson continuará mañana con la declaración de 19 testigos, la mayoría médicos que evaluaron las 34 lesiones que el imputado Jorge Mangeri presentaba en su cuerpo y que, para la acusación, son arañazos que la víctima le provocó en un intento de defensa, y las quemaduras que se autoinfligió el portero para enmascarar esas heridas.

La decimoquinta audiencia de este debate se iniciará a las 9 en el sexto piso del palacio de Tribunales porteño ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9.

Declaran los médicos que evaluaron las 34 lesiones que Mangeri presentaba y que serían arañazos de Ángeles

Los primeros médicos citados para mañana son Franklin Huarachi, Lily Lorenzo Anastacio, Julia Roteta Rocamora y Emilio Rodríguez, quienes atendieron a Mangeri en la semana del crimen en la Clínica Ciudad por distintas dolencias como un supuesto cuadro de congestión, gripe, vómitos y dolor abdominal.

Luego será el turno de Sandra Berlusconi y Gerardo Decanio, los primeros dos médicos policiales que a pedido de la fiscal de la causa, Paula Asaro, revisaron las lesiones de Mangeri en la sede de la fiscalía la madrugada del 15 de junio de 2015, poco antes de que se autoincriminara y quedara preso por el caso.

El último testigo será el empleado de la Ceamse que encontró el cadáver en la planta de José León Suárez

También testificará el jefe de la División Medicina Legal de la Policía Federal, Alfredo Sapag, quien dada la importancia del caso también fue convocado esa madrugada a la fiscalía para volver a revisar a Mangeri; Matías Pérez Dávila, otro médico policial que hizo otro informe de las lesiones cuando el acusado llegó preso a la División Homicidios, y José Muhammad Al.

Del Cuerpo Médico Forense fueron citados Esteban Toro Martínez, Noemí Ruth Ghirardi, María Alejandra Preibisch y Reynaldo Aldo Ludueña, éstos últimos dos, quienes realizaron una junta médica para intentar precisar la data y el origen de las lesiones de Mangeri.

En ese informe, los peritos describen las 34 lesiones que presentaba el portero y si bien no pueden afirmar categóricamente que algunas fueron ocasionadas por rasguños, señalan que 22 de ellas son excoriaciones compatibles con la presión o roce contra una superficie dura y de aristas filosas.

El último testigo de la audiencia será Sebastián Leonardo Gelso, el empleado de la Ceamse que encontró el cuerpo de Ángeles en la planta de José León Suárez, y no se presentó a declarar en las tres oportunidades previas a las que fue citado, por lo que el TOC 9 decidió hacerlo comparecer por la fuerza pública.