La empresa de telefonía móvil Movistar anunció que reintegrará las sumas cobradas por el servicio Internet por día y volverá a las condiciones comerciales anteriores a los clientes alcanzados por la medida, a partir de la resolución tomada por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), ente que ya anunció que se ocupará de monitorear el procedimiento para garantizar su cumplimiento.

La CNC dispuso el 23 de abril una multa de casi 600 mil pesos a la empresa Movistar al comprobar que incurrió en “una modificación irregular de las condiciones de contratación del servicio” de telefonía móvil.

Como autoridad de aplicación, el organismo también le impuso “la obligación de retrotraer todos los planes a los 1,7 millones de usuarios (afectados por el cambio de planes) a su situación previa vigente y a quienes se les va a tener que devolver el importe si corresponde por la modificación de manera errónea de estos planes”.

A partir de aquella sanción, Movistar comunicó este martes que “reintegrará las sumas cobradas por el servicio Internet por Día y volverá a las condiciones comerciales anteriores a los clientes alcanzados por la resolución N° 1201/15 de la Comisión Nacional de Comunicaciones y en todo de acuerdo con lo allí dispuesto" difundió hoy la empresa.

La empresa precisó que el reintegro corresponde a los montos percibidos desde el 9 de febrero hasta el 4 de mayo inclusive "más los intereses devengados a la fecha", que en el caso de los clientes Full, el dinero se acreditará en la próxima factura y, para los clientes Comunidad Más (con factura fija), se devolverá en crédito a partir del 8 de mayo de 2015.

A estos clientes, agregó la empresa, "se les activará el plan de datos contratado anteriormente al momento de la modificación de las condiciones comerciales correspondientes a Internet por día, por lo que una vez consumidos los MB (mega bytes) incluidos en su plan, seguirán navegando a velocidad reducida (32kbps) hasta la renovación de su crédito mensual".

De esta manera, la empresa aceptó la ejecución de la sanción dispuesta en el marco de los lineamientos establecidos por la Secretaría de Comunicaciones para proceder ante los inconvenientes sufridos por usuarios del servicio de comunicaciones móviles de la empresa Movistar -del Grupo Telefónica- en relación al consumo de sus planes de datos.

Las empresas de telefonía móvil para hacer un cambio de facturación y de planes tienen que ser informado a sus clientes de manera detallada con 60 días de anticipación y les tienen que dar la posibilidad de optar por este nuevo servicio o de dar de baja el contrato sin costo alguno, incluso si elige cambiarse de empresa.

Las empresas de telefonía móvil para hacer un cambio de facturación y de planes tienen que ser informado a sus clientes de manera detallada con 60 días de anticipación.

Para la CNC, en los considerandos de su resolución, entendió que la empresa incumplió el artículo 10.3 b del Decreto 764/2000, que establece que las empresas tienen que garantizar el acceso a la información sobre las condiciones de contratación que hacen los usuarios del servicio, así como también debe ser clara la publicidad de los precios de los servicios que prestan.

A partir del mismo caso de Movistar, la CNC planteó que están trabajando otras dependencias del Estado nacional para evaluar si se han violado otras normativas vigentes, en particular a las referidas a las que están contempladas en las leyes de defensa del consumidor y defensa de la competencia, ya en órbita de la Secretaría de Comercio.

Las asociaciones de consumidores habían planteado ante la CNC que también se indague respecto a si las otras prestadoras de telefonía móvil, como Personal y Claro, incurrieron en incumplimientos similares en la comunicación de los planes a sus clientes.