La empresa de seguridad del edificio Le Parc de Puerto Madero, donde murió Alberto Nisman, le respondió a Elisa Carrió, que declaró como testigo ante la fiscal Viviana Fein y sostuvo que la firma "presenta rasgos de una sociedad de cobertura que podría tener vínculos con el gobierno nacional".

Mediante un comunicado, Seguridad Integral Empresaria SA, encargada de la seguridad de las torres de Puerto Madero, respondió: "La empresa no tiene ni ha tenido nunca vinculación alguna con los servicios de inteligencia del Estado ni con anteriores miembros de los mismos”, como César Milani, Antonio Stiuso o Fernando Pocino.

En ese sentido, la diputada había dicho que el contador Julio César Jiménez que estaría vinculado a la empresa, al mismo tiempo "figura como autorizado ante varias sociedades que pueden estar relacionadas con organismos o agentes de inteligencia".

Al respecto, la compañía aclaró: “El contador Jiménez es un gestor independiente de trámites ante la Inspección General de Justicia (IGJ), que trabaja para varias escribanías. No ha tenido ninguna otra vinculación con nuestra empresa".

La empresa respondió que "no tiene ni ha tenido nunca vinculación alguna con los servicios de inteligencia del Estado"

Por último, Carrió había dicho que uno de los socios fundadores de la empresa, Mario Jorge Caserta, "fue condenado por narcotráfico durante la presidencia de Carlos Menem", pero la empresa de seguridad del Le Parc negó vínculos.

"En el año 1994 se adquirió el 100% del paquete accionario de la firma y, desde ese momento hasta el presente, no ha habido ninguna relación o contacto con Sr. Caserta o cualquiera de los anteriores titulares de la sociedad", manifestó Seguridad Integral Empresaria SA.