Amantes se quedan pegados teniendo sexo
Amantes se quedan pegados teniendo sexo

Un hombre en Kenya pasó la vergüenza de su vida cuando su pene quedó atrapado en la vagina de su amante, según informó el portal Gawker.

Aparentemente, el marido de la mujer sospechaba de la infidelidad de su esposa, así que visitó a un brujo para que utilizara la magia negra en los amantes.

La pareja quedó atorada por horas, lo que obligó a que llamaran a la policía para pedirle ayuda. Mientras las autoridades buscaban la manera de separarlos, en los exteriores de la casa que utilizaban para sus encuentros furtivos, una multitud era testigo de la fatídica escena sexual.

Horas después los amantes pudieron ser despegados, pero no pudieron evitar pasar vergüenza, sobre todo la mujer, quien sufrió el repudio de la población.