"Tenemos que actuar juntos para terminar con esta epidemia de violencia contra la mujer", escribió poco tiempo atrás el alcalde porteño, Mauricio Macri, en su cuenta de Facebook. A pesar de sus palabras, el gobierno que encabeza redujo de manera considerable un programa para atender a los niños, niñas y adolescentes víctimas de explotación sexual, desarmó un exitoso programa de atención a víctimas de delitos sexuales e invisibilizó un comité para combatir la trata de personas.

"En la Ciudad cuesta avanzar en el abordaje de formas de violencia fuera del ámbito familiar y cuesta poder trabajar en el concepto de violencia de género que es lo que trabajan las legislaciones más avanzadas", rechazó la legisladora Claudia Neira, que preside la comisión de Mujeres, Infancia, Adolescencia y Juventud del Parlamento porteño. Su colega Virginia González Gass del PSA tampoco dio un panorama muy alentador sobre la realidad capitalina. "En ocho años al presupuesto de la Dirección General de la Mujer se lo redujo casi en la mitad, pasando del 0,1% del presupuesto total en 2007, al 0,06% para 2015", explicó la diputada de la Ciudad.

Andares

El programa Andares, busca prevenir y brindar atención integral a niños, niñas y adolescentes que se encuentren en situación de explotación sexual comercial infantil. Según un informe de la Auditoría General de la Ciudad, en 2010 las suma destinada a Andares representaba el 17,25% del presupuesto total de Vínculos, el programa del que depende. En cinco años pasó a ocupar tan solo el 5,38% del dinero que administra a pesar de que tiene como finalidad atender a niños que se encuentran en situación de vulnerabilidad. "Cuando uno analiza en detalle todo lo que el PRO implementó como programas o decisiones políticas la violencia de género nunca fue una prioridad. Saca a relucir los programas cuando le conviene marketineramente, en época de elecciones", señaló Eduardo Epszteyn, uno de los auditores del FPV.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social respondieron que "la información es falsa". Si bien es cierto que el presupuesto aumentó en forma absoluta, las cifras son incontrastables: sólo de 2010 a 2011 bajó 8,8 puntos la participación de Andares en relación con el presupuesto de Vínculos hasta llegar al 5,38% de 2015.

Trata

El Comité de Lucha Contra la Trata es un organismo creado en base a una ley promulgada por el macrismo en enero de 2010. El fin del organismo es "prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños", según se explica en el decreto que le dio origen. Está integrado por representantes de varios ministerios, pero a pesar de la importancia que se le confirió, muy poco se sabe su funcionamiento. "Desde el gobierno dicen que funciona, pero no tiene ni siquiera las autoridades publicadas. Nunca dieron a conocer ninguna información sobre el comité, si se reúne o no y con qué periodicidad", puntualizó Neira.

Víctimas de delitos sexuales

A principios de 2014 María Elena Leuzzi, en ese entonces coordinadora del Programa de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales porteño y presidenta de la ONG AViVi (Ayuda a Víctimas de Violación), recibió una noticia que la paralizó. "Me llamaron para avisarme que íbamos a quedar sin trabajo por razones de presupuesto. El dinero fue asignado para lo que ellos llaman 'pluralismo cultural'", es decir, fiestas de colectividades. Antes de cancelar sus contratos, el subsecretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, había mudado el programa y puesto a disposición de las profesionales "un escritorio compartido, con una sola silla y una computadora, todo para seis personas". El programa continuó, pero con profesionales de otras áreas. "El Programa de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales se encuentra activo y no fue, ni será cerrado. Estamos reorganizando el personal sumando a nuestro equipo profesionales con presencia permanente", respondieron ante la consulta de Tiempo Argentino.

La valoración del papel de la mujer en el sistema de valores del macrismo ha cambiado al vaivén de las relaciones que ha mantenido la gestión PRO con la Iglesia. "La concepción de la violencia contra la mujer sólo existe para el PRO dentro de la familia, nunca afuera de ella", advierte la legisladora Claudia Neira.

El peso del entonces arzobispo de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio en la relación con la comuna fue determinante. Tanto que la Ciudad jamás aplicó la ley de salud reproductiva porteña que obliga al Estado porteño a garantizar la provisión de preservativos en los 33 hospitales públicos de la Ciudad. La presión del cardenal primado, junto con el omnisiciente ex legislador y ex embajador de la dictadura ante el Vaticano Santiago de Estrada, marcaron la primera alfombra de llegada de Macri al gobierno capitalino. Por encima, los reclamos de la Iglesia para limitar la progresividad de las leyes nacionales avanzaron al compás del incremento del presupuesto educativo para subsidiar a los colegios católicos de la Ciudad, una de las diócesis del mundo con la mayor cantidad de colegios religiosos.

Del Sel observado

El Observatorio de Comunicación, Género y Diversidad con perspectiva en Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social analizó el discurso difundido por el comediante y político Miguel Ángel Del Sel, en la entrevista realizada por el “humorista” Jey Mammon -en su personaje de Estelita– donde incurre en lo que se denomina violencia de género y discriminación. “Es importante remarcar que los medios de comunicación producen y reproducen sentidos. En el discurso del “humorista” y “político” vemos no sólo como agrede a la presidenta de la Nación, sino cómo se refiere a las mujeres, lo hace de forma desvalorizante".

El debate sobre violencia doméstica, postergado

Por pedido del PRO, la Legislatura porteña postergó el tratamiento del proyecto que iba a ser debatido en la sesión ordinaria de ayer, y que tenía como fin que las Unidades Fiscales Especializadas en Violencia Doméstica, dependientes del Ministerio Público Fiscal porteño, funcionen con el rango de ley. La postergación del macrismo se debió, según explicaron fuentes oficiales, a la necesidad de introducir en el texto original algunas modificaciones pedidas desde la oposición porteña, informaron fuentes parlamentarias. No obstante, la iniciativa será debatida en la próxima sesión que, según estimaron, será el jueves 18 de este mes.

El proyecto pretende asignar rango de ley al plexo normativo elaborado por la Fiscalía de la Ciudad que reglamenta las recomendaciones de los organismos internacionales en la prevención, persecución y castigo de aquellos responsables de la violencia de género.

En el mismo sentido, el cuerpo legislativo aprobó ayer una declaración de reconocimiento a la manifestación #Ni Una Menos que tuvo lugar frente al Congreso Nacional y plazas de las principales ciudades del país, en repudio a los femicidios ocurridos en la Argentina y en contra de la violencia ejercida hacia las mujeres. La norma votada este mediodía sobre tablas por todos los diputados presentes en la Sesión Ordinaria "celebra la multitudinaria marcha del 3 de junio como un paso hacia la consecución de una sociedad, efectivamente, igualitaria sin violencia de género". La iniciativa fue del diputado Jorge Aragón, del Frente para la Victoria.