Según consignó Tiempo Argentino, un grupo de madres logró “limpiar” su barrio de narcos y proxenetas. Se trata de lo que en algún momento se conoció como La Chacra 145, en Posadas, Misiones, hoy bautizada como Itá Vera –piedra preciosa o que brilla- que se encuentra en pleno proceso de urbanización. 

En un informe publicado por el diario El Territorio, se detalla que estas aguerridas mujeres conocen cada necesidad que tienen sus vecinos e incentivan a los jóvenes para que retomen los estudios. También, gracias a la conformación de un grupo de profesionales interdisciplinario, concientizan a las chicas sobre la violencia de género y sobre los embarazos en la adolescencia.

"No tenemos miedo, estamos más allá del dolor que paraliza, porque todos los días vemos cómo se destruyen nuestros jóvenes sin trabajo por los vicios".

Las madres integran y presiden la comisión vecinal del lugar que también cuenta con un Hogar de Día donde diferentes especialistas tratan de mantener a los chicos y niños alejados de las drogas. Además, realizan controles nutricionales y refuerzan lo que se enseña en las escuelas.

"No tenemos miedo, estamos más allá del dolor que paraliza, porque todos los días vemos cómo se destruyen nuestros jóvenes sin trabajo por los vicios", le dijo a Territorio Francisca Benítez, del colectivo de madres y presidenta de la comisión barrial. Las madres se animaron a denunciar y obligó a la policía a actuar.