El Ministerio de Trabajo extendió por diez días hábiles la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene el gremio que aglutina a los trabajadores de la sanidad con los laboratorios, que en la última semana alteró la normal distribución de medicamentos en farmacias de la Ciudad de Buenos Aires y el territorio bonaerense.

Claudio Ucchino, presidente del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos porteño anticipó que en 48 horas se regularizarán los stocks, si bien aseguró que está garantizada la prestación en lo que hace a medicamentos de alto costo (para tratamientos de oncología, HIV y hemofilia, entre otros).

La farmacia viene desfinanciada hace tiempo, los pagos son muy extensos para la seguridad social, lo que hace que se trabaje con un stock mínimo de reposición, lo suficiente como para llegar a solventar un conflicto de tres días. "Al extenderse el conflicto, por el momento los farmacéuticos estamos sustituyendo el producto por otro que tenga la misma droga, pero de otro laboratorio", indicó Ucchino a Tiempo Argentino.

En lo que respecta a la provincia de Buenos Aires, la titular del Colegio de Farmacéuticos bonaerenses, María Isabel Reynoso, calificó como "preocupante" la situación. "Venimos con problemas desde hace tres semanas, no tuvimos reposición de medicamentos en el Conurbano Bonaerense y zonas aledañas ya que cuando se dictó la conciliación obligatoria comenzamos a recibir pero con los pedidos atrasados no llegamos a reponer todo lo necesario”, expresó en declaraciones a Radio Provincia.

Con la paritaria vencida desde fines de abril, la Federación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) reclama a las distintas cámaras que agrupan a los laboratorios una recomposición del 28% en los básicos, más una reconfiguración de las actuales categorías convencionales, lo que sumaría varios puntos adicionales a la mejora salarial.

En la última semana llevó adelante asambleas en los lugares de trabajo que alteró la frecuencia en la distribución de las droguerías a las farmacias. Ayer hubo una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo, que no arrojó un resultado positivo. "Resignamos porcentaje pero pedimos la reapertura de las categorías, estamos cerca", reconoció a Tiempo Héctor Daer, jefe del sindicato de Sanidad y diputado nacional por el Frente Renovador.