El ex gobernador Felipe Solá finalmente aceptó volver a la competencia y será el precandidato del Frente Renovador para la gobernación de la provincia de Buenos Aires, con el ex ministro Daniel Arroyo como compañero de fórmula.

Fuentes del massismo confirmaron a Télam que Solá aceptó y desestimaron las versiones de que el vice sería el intendente Joaquín de la Torre, sino que se designó en ese puesto a Arroyo.