La sentencia que condenó al líder de la Unión Ferroviaria José Pedraza a 15 años de prisión como partícipe del asesinato del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, comenzó ayer a ser revisada por la Cámara Federal de Casación Penal. El tribunal, a partir de haber celebrado la audiencia donde las partes expresaron sus argumentos, quedó en condiciones de decidir si eleva las penas a los condenados por el homicidio tal como lo pidió la fiscalía y las querellas, si ratifica el monto dispuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal N°21 en abril de 2013, o si decide atenuarlas, publicó Tiempo Argentino.

Desde las 10, los jueces de la Sala III Juan Carlos Gemignani, Liliana Catucci y Mariano Borinsky escucharon a la fiscalía representada por Gabriela Baigún, que solicitó que se imponga "prisión o reclusión perpetua" por "homicidio agravado por premeditación" por entender que hubo un "dolo directo" porque "se disparó a matar". La querella del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) siguió el mismo razonamiento y fundamentó que "quienes planificaron este plan criminal sabían que tenían garantizada la impunidad".

En la vereda opuesta se colocaron las defensas de Pedraza y su segundo, Juan Carlos "Gallego" Fernández, también condenado a 15 años por ser partícipe necesario del homicidio de Ferreyra, que exigieron que Casación los absuelva. Lo mismo que los integrantes de la denominada "patota ferroviaria" Pablo Marcelo Díaz, Cristian Daniel Favale y Gabriel Fernando Sánchez, con condenas a 18 años.

En el mismo sentido lo hicieron los abogados de Jorge Daniel González y de Salvador Pipitó, a 11 años, y de Claudio Alcorcel, a 8 años. Las condenas alcanzaron a 10 años de prisión para los policías Luis Mansilla y Jorge Ferreyra, entre otras penas más leves para quienes se consideró que liberaron la zona para el ataque a manifestantes que reclamaban contra la tercerización del trabajo en los ferrocarriles. Las defensas insistieron con la teoría del "homicidio en riña" por el enfrentamiento de dos grupos.

El abogado de Pedraza, Carlos Froment, sostuvo que su cliente hace "cuatro años y medio" que está "detenido por algo que es absurdo", mientras el defensor de Fernández, Alejandro Freeland, afirmó que "hubo cientos de disparos" y no se puede saber "quién mató a Ferreyra".