Luego de que declarase el fin de la subrogancia del juez Luis María Cabral en la Casación hoy el Consejo de la Magistratura en pleno volvió a reunirse. Oficialistas, opositores y el resto de los integrantes se sentaron a la misma mesa.

Durante la reunión de la Comisión de Disciplina, hubo algunos cruces picantes por la puesta en función de un juez de Bahía Blanca. Ese fue el comienzo de una jornada extensa y que por momentos fue bastante tensa.

El salón donde estaban los consejeros estaba inusualmente lleno. Era una jornada clave. Luis María Cabral, el juez que ya no subroga más en la Casación se llevó todas las miradas.

Vuelos, viajes y cruces

Uno de los temas que generó debate en el plenario fue la ausencia de los consejeros Ángel Rozas y Gustavo Valdés la semana pasada. Sucede que el órgano llamó a una reunión de urgencia y ambos, representantes de la oposición, no pudieron llegar al plenario que finalmente decidió la no continuidad de la subrogancia de Cabral en la Casación, tema que luego generó bastante debate.

Rozas se encontraba en Estados Unidos, en el comité de descolonización de Malvinas mientras que el avión de Valdés salió demorado.

El debate lo abrió el senador radical por el Chaco quien pidió que los plenarios de urgencia se avisen con tres días de antelación. Desde el oficialismo le agradecieron por haber estado representando a la Argentina en la ONU y le dijeron que en verdad quienes lo atacaron por no haber estado fueron opositores, en especial Elisa Carrió.

Quien luego tomó la palabra fue Valdés. “Tenemos que respetar las 72 horas”, reiteró. Finalmente, Gabriela Vázquez, la presidenta del Consejo sostuvo que “la Presidencia puede establecer la fecha si es urgente”.

No conforme con eso, Rozas habló de “perversidad” y agregó: “Vaya a saber que intencionalidad esconden”. Lo dijo en relación al plenario que generó polémica y al cual no pudo asistir.

La Palabra de Cabral

Sobre el fin de su subrogancia en la Casación, Cabral habló en el plenario y dijo: “La decisión no refleja lo que habíamos discutido”. Además, el juez sostuvo que corresponde su vuelta al máximo tribunal penal.

Esta semana se conoció que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un pedido del fiscal Raúl Pleé para que Cabral siga al frente de la subrogancia de la Cámara, sobre todo en las causas en las que ya había participado.

De los procesos en los que Cabral intervenía como integrante de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, el que más repercusión mediática generaba era la del Memorándum con Irán, cuyo fallo está por darse a conocer.


Roberto Boico

Por el Consejo desfilaron 15 postulantes para ocupar cargos vacantes en Casación. Uno de los que estuvo allí fue Roberto Boico, quien esta semana juró como conjuez. Los postulantes pasaban ante el plenario, se presentaban y se retiraban. Cuando le tocó el turno a Boico dijo: “He sido nombrado por el Consejo como subrogante en la Casación Penal, es un dato objetivo”.

Hubo lugar para algunos chistes

Cabral se permitió algún que otro chiste. Por ejemplo, en un momento coincidió en una idea con quien suele estar en su vereda opuesta, Julián Álvarez. “Graben esto, estamos de acuerdo”, bromeó.

A Julián Álvarez se lo vio bastante activo. Por un lado, trataba de ayudar a Héctor Recalde a quien se le apagaba el micrófono, por otro no paraba de hablar por teléfono. En los intervalos charlaba bastante con sus compañeros de partido. Fue uno de los consejeros que más intervino en el plenario.