El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, explicó que la nueva Agencia Federal de Inteligencia investigará amenazas contra la Argentina, entre los que incluyó terrorismo, atentados contra el orden constitucional, criminalidad organizada como el narcotráfico, delincuencia económica y delitos informáticos.

Fue en el marco de una conferencia de prensa en las que detalló los alcances del decreto 1311/2015 publicado hoy en el Boletín oficial, que lleva la firma de la presidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández , con la aprobación de la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional.

La norma ratifica la transferencia de la totalidad del sistema judicial de escuchas al Ministerio Público Fiscal y sostiene que "la inteligencia nacional debe velar por la protección y el cuidado de los argentinos, y no «espiarlos»".

"El decreto salda una deuda en una de las instituciones que no se había podido transformar desde la dictadura en estos 30 años de democracia. Es cierto que no se hizo antes, pero se podría preguntar por qué se espero hasta 1816 para declarar la independencia o hasta 1810 para iniciar la revolución. Las cosas se dan en los momentos políticos e históricos que se pueden dar. Pasaron varios presidencias en estos 30 años y fue esta Presidenta la que tuvo el coraje de llevar adelante esta transformación", argumentó Parrilli.