El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, afirmó que la función del nuevo organismo será la de “cuidar en vez de espiar a los argentinos”, y consideró que la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de crear una “estructura transparente” para administrar la información del Estado viene a “saldar una vieja deuda de la democracia”.

La Creación de la AFI es una vieja deuda de la Democracia que hoy está saldada por una decisión histórica que tomó la Presidenta. Este es un organismo que tendrá la misión de cuidar a los argentinos en vez de espiarlos”, aseguró Parrilli en declaraciones a la señal televisiva C5N.

Este martes se realizó el traspaso del control de la Oficina de Observaciones Judiciales de la ex SIDE, denominada OJOTA, a la Procuración General de la Nación, a través del Departamento de Interceptación de Captación de las Comunicaciones (Dicom), que estará a cargo de la fiscal Cristina Caamaño, quien se encargará de administrar las escuchas judiciales.

Además, el funcionario explicó que con la creación de la AFI se da cumplimiento a la la Ley 27.126, que puso fin a “un antiguo sistema de inteligencia que varios gobiernos no pudieron cambiar”.

“La Creación de la AFI es una vieja deuda de la Democracia"

“La AFI tendrá una conducción que dependerá de un gobierno de turno, y electo de forma democrática, y un personal operativo y administrativo que será designado con acuerdo del Senado de la Nación. Así lo establece la Ley, señaló Parrilli entorno a la conformación que tendrá la flamante entidad oficial.

El dirigente neuquino, que dejó en diciembre pasado la Secretaría General de la Presidencia para ponerse al frente de una nueva estructura de inteligencia que reemplace a la antigua SIDE, apuntó que “hoy se dejó atrás una tradición heredada de la última dictadura”.

“Dejamos atrás el pasado de una inteligencia de la dictadura que era encarnada por un personaje como (Antonio Jaime) Stiuso, alguien que como director operativo de la SIDE cometió irregularidades que denunciamos ante la Justicia”, remarcó.

En cuanto al paradero de Stiuso, Parrilli consignó que “el último dato” que se tiene sobre el ex agente es que “se encuentra en el Florida, Estados Unidos, y que corresponde a los jueces la tarea de citarlo”.

“Dejamos atrás el pasado de una inteligencia de la dictadura que era encarnada por un personaje como (Antonio Jaime) Stiuso"

“Con la AFI transparentamos un sistema de inteligencia al darle una clara conducción política. Evitaremos de esta forma que los agentes hagan servicios privados y se ofrezcan al mejor postor. Es una práctica que comenzamos a erradicar”, puntualizó.

La Nueva Doctrina de Inteligencia se puso en marcha hoy a través del decreto 1311 que publica el Boletín Oficial con la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Asimismo, por el decreto 1312, con las firmas de la Presidenta y Fernández, se designó formalmente a Parrilli y a Mena como director general y subdirector general, respectivamente, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el flamante organismo que reemplaza a la disuelta Secretaría de Inteligencia (SI).

A través de este decreto, el Poder Ejecutivo comunicó además al Congreso de la Nación los nombramientos de Parrilli y Mena para “solicitar los acuerdos correspondientes de conformidad con lo establecido por el artículo 15 de la Ley 25.520, sustituido por la Ley 27.126”.

En los considerandos del decreto presidencial que se publica hoy se destaca que “mediante la Ley 27.126 se ha dispuesto una profunda modificación de la Ley de Inteligencia Nacional 25.520, con miras a mejorar el funcionamiento de esta actividad estratégica del Estado Nacional, mediante la definitiva democratización de los mecanismos de designación de autoridades, del modelo de funcionamiento institucional y la adopción de mejores métodos de control de la producción y uso de la actividad de inteligencia estatal”.

Asimismo, se recordó que “en virtud de lo establecido por el artículo 15 de la Ley de Inteligencia Nacional 25.520, sustituido por la Ley 27.126, por el que se crea, en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional, la Agencia Federal de Inteligencia, como organismo rector del Sistema de Inteligencia Nacional, se establece que ésta será conducida por un director general, con rango de ministro, y que también contará con un subdirector general, con rango de secretario de Estado”.

También menciona que “la citada norma legal dispone que el director general y el subdirector general de la Agencia Federal de Inteligencia serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional, con acuerdo del Honorable Senado de la Nación, por lo que corresponde cubrir tales cargos”.

En el marco del avance de la conformación de la AFI, el Gobierno también aprobó hoy, mediante el decreto 1311, la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional y la estructura orgánica y funcional del organismo.