El procurador del Poder Judicial de Entre Ríos, Jorge García, sostuvo que las condenas a 17 policías de esa provincia por sedición agravada, son "importantes" porque son "de cumplimiento efectivo".

"Estos efectivos tomaron por las armas la jefatura de Policía e hicieron un acuerdo tácito con personas que acostumbran a quebrantar la ley, porque al mismo tiempo se producían saqueos", dijo el funcionario entrevistado por Radio 10 y sostuvo que se trató de un ataque "institucional porque no importa si el gobierno es radical, peronista o trotskista".

Los agentes recibieron condenas que van desde 4 años y seis meses a 3 años y seis meses de prisión efectiva

Durante el juicio, el fiscal Mario Guerrero dijo que los policías acusados "tomaron la Jefatura de Policía (de Concordia) en la noche del 8 de diciembre de 2013, instigando saqueos en la ciudad", y recordó que irrumpieron con gas lacrimógeno y privaron a sus jefes de la libertad.

Los agentes recibieron condenas que van desde 4 años y seis meses a 3 años y seis meses de prisión efectiva, por la rebelión de efectivos ocurrida en diciembre de 2013, que en Concordia derivó en una ola de saqueos con un saldo de tres muertos.

En esta misma causa, la justicia entrerriana ya condenó a tres años de prisión de ejecución condicional a una pareja que participó de los saqueos, en el primer fallo que involucró a civiles.