El jefe de Gabinete y precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, señaló que el discurso que hizo Mauricio Macri tras el triunfo en la Ciudad es una “rendición con las manos en la nuca del neoliberalismo”.

“Es una muestra de oportunismo pura. Nadie sensato puede creer que Macri puede intentar hacer lo que hizo”, expresó el funcionario, haciendo referencia al discurso del líder del PRO, donde reivindicó la Asignación Universal por Hijo, la gestión estatal de YPF y Aerolíneas Argentinas, entre otras.

En ese sentido, el ex secretario general de la Presidencia apuntó que el precandidato a presidente del Frente Cambiemos “se dio vuelta como una media”. El discurso “populista” del líder del PRO “no se ve bien ni para los que (Macri) quiere conquistar ni para los que tenía que conquistar”, expresó en su habitual diálogo con la prensa antes de ingresar a Casa Rosada.

Para Fernández, el ajustado triunfo de Horacio Rodríguez Larreta sobre Martín Lousteau, en la elección donde se decidió al próximo jefe de Gobierno porteño, es “una situación incomodísima”. 

"El discurso de Macri es una muestra de oportunismo pura"

Otro de los principales personajes políticos que se manifestó acerca de las declaraciones de Macri fue el propio gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

“Al verlo a (Mauricio) Macri hablando de mantener YPF, Aerolíneas, AYSA y los fondos de la ANSES habla de una gran falta de coherencia. El PRO se opuso a que esas empresas quedaran en manos del Estado. Por eso, las transformaciones que logramos en estos años las vamos a defender desde el Frente para la Victoria, no desde otros espacios”, señaló ayer Scioli en C5N.

En ese marco, el funcionario señaló que "Macri también comete un error cuando busca reorientar su discurso a subirse arriba de politicas que ellos vienen tenidendo una posicion crítica y han votado en contra en el Congreso de la Nación. Eso genera en el electorado más desconcierto".

En cuanto al resultado electoral que tuvo lugar en la Ciudad de Buenos Aires, donde Horacio Rodríguez Larreta se impuso por un estrecho margen sobre Martín Lousteau en el balotaje para elegir jefe de Gobierno, Scioli consideró que hubo “un voto castigo hacia el PRO en muchas comunas”.