Hoy entrará en vigor el nuevo piso para las tasas de interés que los bancos pagan a los ahorristas. El objetivo es estimular el ahorro en moneda nacional, evitar que los pesos se dirijan a la compra de dólares y sacar algo de circulante de las manos del público, aunque para ello haya que remunerarlo a tasas más elevadas.

Según consignó Tiempo Argentino, el directorio del Banco Central resolvió el jueves pasado tres temas:

1) Se elevó a un millón de pesos (desde 350 mil) el monto máximo en plazos fijos con tasas reguladas por la entidad. Los rendimientos se elevarán entre 1 y 2,1 puntos porcentuales, para personas físicas, según el plazo, y entre 4,7 y 7,6 puntos porcentuales en el caso de las personas jurídicas. El nuevo esquema de tasas beneficiará a los depósitos a plazo más largo. Las tasas de interés más bajas son una proporción de las tasas de las LEBAC a 90 y 120 días.

2) Se amplía a las personas jurídicas el universo de los beneficiarios. Hasta ahora, la tasa regulada sólo era aplicable a las personas físicas ya que se buscaba mejorar la remuneración de los ahorristas medios.

Según explicaron en el Banco Central, la inclusión de las personas jurídicas (básicamente empresas) en el esquema de tasas reguladas apunta a revertir una caída, desde mayo, de unos 4 mil millones de pesos en los plazos fijos de las empresas.

El jueves pasado, Alejandro Vanoli, presidente del Banco Central, explicó que hasta el momento, el piso de la tasa de interés abarcaba a casi el 70% de las personas físicas con plazos fijos y que ese porcentaje se incrementará a más del 90% con la nueva medida.

La tasa de interés será de 23,58% para depósitos de 30 a 44 días.

3) En tercer lugar, el BCRA dispuso una suba de las tasas a las que opera en las ruedas de pases pasivos y pases activos. En el caso de los pasivos (la tasa que paga el BCRA a los bancos por sus depósitos), en el plazo a un día se pasará del 13% al 14% y a 7 días, del 14% al 20%, mientras que en los activos (la tasa que cobra el BCRA por sus préstamos) se pasa del 16% al 23% para un día, del 17% al 24% para 7 días y del 20% al 26% para 60 días.

En el BCRA aseguraron que esta decisión apunta a adecuar sus tasas con las del mercado. Desde un banco mayorista que opera en la City porteña explicaron a este diario que esa suba "implicará que nosotros también tengamos un costo mayor para financiarnos del Banco Central", por lo que "vamos a ver cómo hacemos para no perder en la movida", aseguró en relación con la rentabilidad bancaria.

Depósitos crecen al 27%

Los plazos fijos crecieron un 27% entre diciembre de 2014 y julio de 2015, indicó un informe del Iaraf. El centro de estudios sobre actualidad fiscal indicó que ese incremento ha tenido dos destinos: de un lado, el Banco Central, que tomó esos fondos a una tasa del 27% o mayor; del otro, para fondear los créditos al consumo.

El Iaraf indicó que el aumento nominal en los depósitos a plazo fue de $92.992 millones entre diciembre de 2014 y el 10 de julio pasado y que en lo que va del año, las letras y notas del Central crecieron en $62.106 millones y los créditos al consumo, $26.493 millones.

Estos fondos revirtieron una tendencia regresiva en materia de créditos al sector privado. Así, mientras que el total de préstamos en pesos al sector privado terminó el año creciendo al 20%, en lo que va de 2015, el crédito al sector privado sube un 30% interanual a la primera semana de julio.