El compañero de fórmula de Elisa Carrió en la primaria de Cambiemos, Héctor "Toty" Flores, aseguró anoche que el gobierno nacional hace "clientelismo fino" con la Asignación Universal por Hijo y sostuvo que, a pesar de haber eliminado a los punteros políticos, es la propia presidenta Cristina Kirchner la encargada de esa tarea a través de la Cadena Nacional.

"Queremos que la AUH sea un derecho y no como ahora que está focalizada sólo sobre la gente que no tiene trabajo. Cuando se quiere focalizar en que sea solamente para un sector para tenerlo de cliente, termina siendo pervertida", afirmó Flores en diálogo con el programa Dady TV de CN23, donde citó el concepto de "clientelismo fino" desarrollado por el candidato a diputado Mariano Álvarez.

En ese sentido, el candidato a vicepresidente amplió: "Clientelismo siempre hubo, conocíamos las Manzaneras de Duhalde, que eran parte de una red de clientelismo muy sofisticada. Luego fue cambiando y hoy el clientelismo se expresa de manera directa en la relación de la Presidente con los 'beneficiarios' de esos planes sociales. La Cadena Nacional está dirigida y lo que más se escucha son los sectores que tienen estos planes sociales. ¿Por qué? Porque siempre están anunciando, eliminando el rol del puntero, pero no dejan de ser clientes porque dicen que si no está Cristina los planes sociales se eliminan. Todos los candidatos han dicho que los van a mantener".

Consultado sobre la interna de Cambiemos, en la que Carrió convocó a votar por "cualquiera de los tres" precandidatos, Flores destacó que "hace mucho tiempo que Carrió viene trabajando para esto, planteando la necesidad de unidad" y agregó: "Disfrutamos de tener un espacio competitivo contra el oficialismo. La gente en 2012 nos pidió que nos uniéramos en la oposición. Cambiemos tiene perspectiva hacia el futuro, no es solo una alianza electoral que se va a romper al día siguiente de las elecciones". También dijo que "hace un año nadie daba un peso" por una alianza entre Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Carrió.

"Cambiemos no es na alianza electoral que se va a romper al día siguiente de las elecciones"

Sin embargo, remarcó que "hay diferencias" entre los tres y añadió: "Por eso tenemos distintas propuestas, pero en las PASO se está discutiendo más que nada qué tipo de país queremos, todavía no estamos eligiendo presidente". "Llama la atención que Carrió llame a votar a cualquiera de las fórmulas, lo cual es un cambio cultural importante en la política", admitió.

"El que gane nos parece que tiene que conducir y los que perdemos tenemos que acompañar. Lo más importante es la estrategia de unidad de la oposición detrás de los principios y no tanto sobre las cuestiones coyunturales o sobre cuál es la propuesta", señaló, y precisó que "la propuesta de Carrió con relación a los delitos de corrupción son de no prescripción, mientras que Ernesto Sanz propone la Conadep de la corrupción y toda esa cosa". "Nosotros no queremos hacer una comisión especial sino que no prescriba", indicó.

"Otro tema tiene que ver con la rebaja de los impuestos, la propuesta de Carrió es que sea categórica y algunos que están más preocupados por la gestión no les gusta mucho", disparó en referencia a Mauricio Macri, que en la Ciudad de Buenos Aires aumentó los impuestos de manera considerable.

"Hay nichos de corrupción en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires"

Según Flores, "la carga tributaria en Argentina es muy grande en los sectores productivos" y, además, "un 20% del dinero que se obtiene va a la corrupción, y ese es el elemento más importante que tiene Carrió para recuperar lo robado y ponerlo a producir y a los proyectos sociales". "Eso que se roba, que va con la corrupción, debería ir a la salud, a la educación. Es tremenda la cantidad de dinero que se va en la corrupción", se indignó.

En ese sentido, reconoció que "hay nichos de corrupción en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires" a pesar de compartir espacio con el mandatario de ese distrito, y afirmó que "se utiliza dinero del Estado para las campañas electorales" como las de Horacio Rodríguez Larreta y la del propio precandidato presidencial del PRO. "Por eso vamos a internas, porque tenemos diferencias en muchas cosas. Cuando uno construye espacios políticos y espacios de poder no siempre es el ideal, en algunas listas va gente que no nos gusta mucho, pero para eso están las internas", sostuvo.