El crimen

El 13 de agosto de 2008 fueron hallados los cuerpos de Serbastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en un zanjón de la localidad de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Los tres empresarios, desaparecidos una semana antes, habían sido acribillados a balazos. A Forza se lo vinculaba con narcos colombianos pertenecientes al Cartel de la Cordillera. La mujer de Forza, Solange Bellone, afirmó que su marido "conocía la metodología que se utilizaba para la adulteración de medicamentos”. No era la única vinculación de Forza con el narcotráfico internacional: su nombre aparecía en el teléfono de Jesús Martínez Espinoza, el jefe de la banda de mexicanos que había instalado un laboratorio de éxtasis y metanfetaminas en Ingeniero Maschwitz, a quien Forza le habría vendido un cargamento de 700 kilos de efedrina adulterada. 

Intervención del Gobierno

Casi un mes después del crimen, el Gobierno limitó la importación de efedrina. Lo anunciaron la entonces ministra de Salud, Graciela Ocaña, y el entonces ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández. Solamente los laboratorios dedicados a la producción de medicamentos que contengan efedrina estarían autorizados, desde ese momento, a importarla.

Los acusados

En octubre de 2008 se ordenó la detención de José Salerno (uno de los entrevistados ayer en el programa de Lanata), acusado de haber participado de la venta de efedrina a la banda de narcos mexicanos. Era dueño de una farmacia que fue clausurada en mayo de 2009. Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci son señalados como posibles autores del triple crimen. La Justicia sólo confirma los cargos contra Martín Lanatta, que afirma ser "víctima de una operación política", apunta contra la diputada Elisa Carrió y afirma no conocer a Aníbal Fernández.

Recién en 2011 aparece el nombre de Ibar Pérez Corradi, de quien Forza era deudor. En abril de ese año se confirma que la causa irá a juicio oral con cuatro acusados: los hermanos Lanatta y los hermanos Schillaci. Pérez Corradi, que según el fiscal de la causa fue el autor material del triple crimen y por eso pidió su detención, permanece prófugo. Víctor Schillaci fue detenido cuando intentaba robar una casa en la localidad bonaerense de Florencio Varela. Martín Lanatta fue condenado a prisión perpetua.

Lanatta contraataca

En el programa Periodismo Para Todos (PPT) de Canal Trece, Martín Lanatta da un giro en su discurso e involucra a Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina. "El negocio del tráfico de efedrina se lo termina quedando en su totalidad Aníbal Fernández con la gente de inteligencia", afirmó en la entrevista que se le hizo en la cárcel. Según señaló, fue él quien presentó a Forza, aportante a la campaña de Cristina Kirchner en 2007, a Fernández, que según el relato de Lanatta aceptó ocuparse de los asuntos de Forza a cambio de de 250 mil dólares y lo dejó en contacto con "un hombre de inteligencia, un ex SIDE" que trabajaba para Aníbal.

En el programa emitido el domingo, tanto Lanatta como Salerno aseguraron que "La Morsa" era el apodo con el que se referían al vínculo en el Gobierno en las escuchas de la causa de la efedrina y Salerno contó que fue Pérez Corradi,  que sigue prófugo y acusado de ser el instigador del triple crimen, quien le confirmó que "La Morsa" era Aníbal Fernández.

La respuesta de Aníbal Fernández

Previo a la emisión del programa el domingo por la noche, el jefe de Gabinete utilizó las redes sociales y acusó a la producción de querer extorsionarlo. Este lunes por la mañana, Fernández señaló: "Ayer vimos un programa vergonzante y cachivachesco. Me sometieron a todo tipo de vejaciones". Además arremetió contra su rival en Primarias, Julián Domínguez:  "Es una agresión financiada por la millonada que han puesto mis competidores en las PASO" y adelantó que presentará denuncias penales y civiles contra el canal, la productora, el periodista Jorge Lanata y contra Martín Lanatta, detenido con condena perpetua por el denominado triple crimen de la efedrina.