Cerca del final del escrutinio, el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, supera el 38 por ciento de los votos y la alianza Cambiemos cayó por primera vez por debajo de los 30 puntos porcentuales, algo que no sucedió en toda la noche desde que comenzó la carga de datos oficiales.

Con más del 96% de las mesas escrutadas, Scioli es el candidato más votado con el 38,52%, mientras que Cambiemos cayó al 29,97% y el ganador de esa interna, Mauricio Macri (PRO), llegaba a un magro 24,19%. Sergio Massa, ganador de la primaria de UNA, confirma su buena elección y supera los 14 puntos porcentuales (14,11%). En votos, la diferencia entre Scioli y Macri es de más de 3 millones (8.309.847 contra 5.219.512).

Así las cosas, el candidato del Frente para la Victoria le saca 8 puntos y medio de diferencia al frente Cambiemos y casi 15 a Macri, que supera a su vez por 10 puntos a Massa, lo que complica la situación del jefe de Gobierno porteño, ya que no solo necesitaría levantar más de 20 puntos para lograr una victoria en primera vuelta en octubre, algo prácticamente imposible, sino que tiene en la alianza UNA una alternativa competitiva para las generales, ya que la diferencia entre ambos espacios es de menos de 10 puntos (29,98% a 20,59%).