Antes de las 10 de la mañana comenzó la segunda audiencia del juicio por irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA.

Como en la audiencia anterior, el ex presidente Carlos Menem no estuvo presente en la sala. Sin embargo el tribunal habilitó la conexión vía teleconferencia. Sin embargo, la imagen no era buena.

Quien sí estuvo en Comodoro Py fue el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy. Sin embargo solicitó seguir la audiencia en una sala contigua.

El ex agente de la SIDE acusado, Patricio Pfinnen, pidió salir unos minutos.

Las querellas

Las querellas leyeron los requerimientos de elevación a juicio.Esta segunda jornada arrancó con la lectura de las asociaciones de familiares APEMIA y 18J.

Uno de los momentos más esperados fue la lectura de Juan José Ribelli, quien ahora es querellante pero pasó 8 años y 9 meses acusado de haber participado del atentado.

Comenzó su lectura recordando a quienes fueron "falsamente acusado y hoy no están". Mientras estaba leyendo un pasaje con un componente humano y un tanto dramático, se cortó el audio y la audiencia se suspendió por cinco minutos.

 
El público presente

Entre las personas que estaban en la audiencia se pudo ver al premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Además también estuvo la diputada del PRO Laura Alonso. En la butaca contigua estaba sentada Mariela Ivanier, la asesora de imagen del ex juez e imputado Juan José Galeano.

Ivanier trabajó para el fiscal Alberto Nisman y también para el actual imputado y el titular de la DAIA Rubén Beraja,

Entre quienes asistieron a la audiencia también estaban algunos de los empleadosque trabajaron con Nisman.


¿Quién acusó a quién?

Ribelli no acusó al imputado Carlos Telleldín, quien fuera el último tenedor del motor de la Trafic y además quien recibió el pago de 400 mil dólares. Tampoco acusó a su pareja Ana Boragni. "Sabemos quién es quién", aseguró.

La querella de AMIA DAIA no acusó a Beraja ni a los ex fiscales Mullen y Barbaccia.

En general, el foco estuvo puesto sobre el ex juez Juan José Galeano.