La Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Salud Mental de la Ciudad (ARCSAM) se moviliza esta mañana, desde las 11, para manifestarse en contra de “las políticas activas de desmantelamiento” que son implementadas desde hace varios meses por el PRO.

A través de un comunicado, denunciaron que por la resolución 214/15 que fue aprobada en febrero de este año, se dejó de cumplir con La Ley de Salud Mental de la Ciudad de Buenos Aires N° 448 y la Ley Nacional de Salud Mental N°26657.

Uno de los principales reclamos que sostienen, es que la residencia de Salud Mental cambió de denominación y pasó a conformarse por dos residencias separadas, una de Psicología y otra de Psiquiatría.

“Antes contábamos con una formación conjunta entre psicólogos y médicos. La nueva orientación va en contra de éstas dos leyes que son muy de avanzada, ponen todo el foco con la atención comunitaria del trabajo interdisciplinario”, explicó la psicóloga residente Magdalena Vallarino en diálogo con INFOnews.

En cuanto a los cambios que estas políticas van a generar para los pacientes, Vallarino explicó: “En lo inmediato, hay una gran desorganización en la tarea de los residentes. Hoy por hoy no tenemos un programa, no hay nada que diga qué tareas tenemos que hacer los residentes en los hospitales, sólo hay directivas desorganizadas”.

“Al largo plazo, la residencia va a volver a tener un paradigma de pensamiento individual, donde la salud va a estar centrada en la enfermedad. Sin una mirada integral ni un trabajo disciplinario”, agregó y aseguró que se está “rompiendo con la integración de la atención a la salud”.

Otro de los pedidos que sostienen es que “el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires asuma los gastos de los seguros de mala praxis de los concurrentes”. “El concurrente no cobra por su tarea. Y ahora, además, tiene que pagar un seguro que terminaría siendo para el gobierno de la Ciudad”, señaló la psicóloga.

Y añadió: “Ellos tienen prohibido firmar las historias clínicas de los pacientes. Entonces, si no firman, cómo van a tener un reclamo de mala praxis. Es contradictorio el planteo”.

"Planteamos el cumplimiento de las leyes y que la formación sea acorde a la complejidad campo".

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA), María Cristina Gartland, aseguró que “aún hoy no hay políticas actuales desde la jefatura de Gobierno para la implementación de políticas que correspondan con las leyes de salud mental”.

“Por eso es que los concurrentes y residentes, y es nuestra posición de acompañarlos, quieren generar espacios de difusión acerca de la importancia de la complejidad campo salud mental”, detalló Gartland.

“Las leyes propician fundamental el trabajo interdisciplinario. Es una regulación de la práctica ligada a los derechos, al respeto por los pacientes, a no dar hegemonía a ninguna de las disciplinas. Planteamos el cumplimiento de las leyes y que la formación sea acorde a la complejidad campo”, especificó.

“Fundamentalmente hay una definición de salud mental en las leyes, en la que es considerada como un proceso en el que intervienen muchos factores: socioeconómicos, culturales, familiares, psicológicos. Para sostenerla se requiere tener claro que no responde ni a un paradigma biológico o sólo sociológico. Es importante el trabajo conjunto de psicólogos, trabajadores sociales, sociólogos, médicos”, concluyó la Gartland.

La movilización será realizada a las 11 en el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Monasterio 480.