Apenas unos pocos días después de que la Corte Suprema de Justicia asestara un duro golpe al Grupo Clarín, el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs formalizó su salida como accionista minoritario del mayor multimedios de la Argentina. En su edición de ayer, el diario El Cronista Comercial dio cuenta de la venta del 9,11% del capital accionario del holding que estaba en manos de Goldman Sachs a otro inversor estadounidense, el empresario Ralph Booth, uno de los socios fundadores del fondo de inversión Fontinalis Partners.

El traspaso del paquete accionario, unas 22 millones de acciones clase C, reportó a Goldman Sachs alrededor de 75 millones de dólares y significó la retirada del banco de inversión de la Argentina.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - Quién es Ralph Booth, el nuevo socio del Grupo Clarín