Con la cara pegada al asfalto, Diana Sacayán sentía como los efectivos de la policía Metropolitana le pegaban. La activista trans y coordinadora del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) fue detenida mientras discutía con un hombre que le había gritado “maricón” y le había pegado una trompada. Ella se defendió y fue demorada, su agresor nunca fue apresado.

El miércoles Sacayán estaba en una de las paradas del Metrobus, en la esquina de Alsina y 9 de julio, junto a cinco compañeras de MAL. Iban a tomarse un colectivo que las llevara a La Plata, donde iban a presenciar el tratamiento de la Ley de Cupo Laboral Trans en la Legislatura bonaerense.

Mientras esperaban, un hombre empezó a insultarlas. “Pedinos disculpas”, le dijo Sacayán y él le respondió con un golpe. Ella empezó a defenderse y fue entonces cuando intercedió la policía para detenerla. “Vos arrestás a la trava pero el que nos agredió es el chico”, le reprochaban las integrantes de MAL a los efectivos.

“Me tiraron contra un taxi que venía andando y me empezaron a arrastrar. Yo intentaba zafarme porque no quería me arresten ni que me tiren al piso porque no soy ninguna delincuente. “Al final eran como 30 metropolitanos que habían ido llegando. Uno vino con la picana en la mano y me amenazó con usarla. Le dije 'ni se te ocurra usarla' y nos tranquilizamos los dos, viendo un la gravedad de la situación”, contó Sacayán a Télam.

“Me tiraron contra un taxi que venía andando y me empezaron a arrastrar".

“Diana sólo se defendió, pero eligieron agarrarla a ella”, dijo Martín Lanfranco, trabajador del área de Diversidad Sexual del Inadi y amigo de Sacayán, a INFOnews. Él trabaja a cinco cuadras del lugar en que ocurrieron los hechos por lo que al ser alertado de lo que pasaba fue hasta ahí.

“Cuando llegué vi como un oficial buscaba testigos. Le preguntó a una chica que estaba en una parada y ella le dijo que no había visto nada. Pero él le dijo 'Bueno, no importa, decí que ese que está tirado ahí le pegó a ese otro. Le dije que eso era falso testimonio y él me agarró del hombre. Después me pisó con el borcego, me empujó, yo hice una maniobra para no caerme y él empezó a gritar que yo le había pegado. Viste como hacen los futbolistas que fingen una falta”, contó Lanfranco.

Según denunció, fue detenido y golpeado por los agentes: “Me pegaron en las costillas, me arrastraron por todo el asfalto”. También fueron agredidas varias integrantes del MAL que estaban con Sacayán. Una de ellas, Bianca Moreno, tiene puesto un marcapasos y “va a tener que internarse para que le hagan un monitoreo porque tiene el pecho hinchado y lleno de moretones”, detalló el empleado del INADI.

Tanto Sacayán como Lanfranco fueron trasladados a dependencias de la Policía Metropolitana en Zabaleta 425 del barrio porteño de Parque Patricios, donde estuvieronprivados de su libertad durante nueve horas. Ambos tienen una denuncia en su contra por “lesiones leves y resistencia a la autoridad”. “Es todo mentira. Mi novio y una amiga estaban en la comisaría y vieron que un oficial entró al lugar perfectamente y salió con un yeso falso puesto”, afirmó Lanfranco.

"Nunca había visto actuar a la policía con tanta impunidad".

Esta tarde, van a efectuar una denuncia contra los agentes de la Metropolitana. “A Diana la cagaron a palos. Tiene lastimados los brazos y la espalda. Anoche se hizo ver por un médico porque tenía mucho dolor y le dieron un certificado. Además, tenemos videos de todo lo que pasó y los vamos a presentar a la justicia”, dijo Lanfranco.

“La represión no nos sorprende. Estamos acostumbrados al abuso policial. Lo que me sorprendió es que nunca había visto actuar a la policía con tanta impunidad. Uno de ellos inventó una falta. La violencia policial la conocemos, pero esta impunidad no”, concluyó.