El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su par estadounidense, Barack Obama, hablaron ayer por teléfono sobre la visita a los dos países del Papa Francisco y "reconocieron" la contribución del pontífice argentino al "deshielo" en las relaciones bilaterales. Castro también aprovechó la ocasión para recordar la necesidad de "eliminar definitivamente la política de bloqueo en beneficio de ambos pueblos".

Según informó un comunicado del gobierno cubano, Castro y Obama "intercambiaron palabras sobre los pasos dados desde la reunión que sostuvieron en Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas, incluyendo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en los dos países". En ese sentido, Castro "ratificó al presidente Obama la voluntad de Cuba de avanzar en las relaciones con los Estados Unidos sobre la base del respeto y la igualdad soberana".

La visita del Papa a Estados Unidos –que se hará efectiva el martes próximo y culminará el domingo– produjo varias reacciones. Entre ellas, la del congresista republicano Paul Gosar, del Estado de Arizona, quien ayer dijo que no acudirá el próximo jueves al Capitolio para escuchar el discurso del Papa Francisco por considerar que el Pontífice responde a una agenda demasiado "izquierdista".

Castro remarcó la necesidad de "eliminar definitivamente la política de bloqueo en beneficio de ambos pueblos".

El legislador, que se reconoce como un "católico orgulloso" y un "conservador", explicó en una carta abierta que esperaba escuchar al argentino hablar sobre la intolerancia a la libertad religiosa, la persecución y ejecución de cristianos y minorías religiosas, los asesinatos de inocentes a manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y el aborto. Pero no sobre el cambio climático, un tema que, según dijo, "ha adoptado puntos de vista socialistas" y está "siendo presentado para culpar a la gente y empujarla hacia políticas izquierdistas".

En el texto –publicado en la web www.townhall.com y titulado "Por qué boicoteo la llegada del Papa al Congreso"–, Gosar dijo tener la "obligación moral y la responsabilidad de referirse a los líderes que ignoran la persecución cristiana a nivel internacional y no logran aprovechar las oportunidades para abogar por la libertad". También explicó que si Francisco se limitara a hablar de cuestiones religiosas o se refiriera al "clima de matanzas en Medio Oriente", él sería el primero en ir a verlo. "Pero cuando elige actuar y hablar como un político de izquierda, debe esperar que se le trate como uno", más cuando su actitud "incide en las libertades democráticas", afirmó. El congresista minimizó las consecuencias del calentamiento global y aseguró que "el clima ha ido cambiando desde los tiempos del Génesis, con o sin el hombre."

HISTÓRICO: OBAMA EN LA PORTADA DE GRANMA

El diario oficial Granma mostró ayer una foto del jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, y el nuevo emisario cubano en Wahington, José Ramón Cabañas, bajo el título "Cuba ya tiene embajador en Estados Unidos". El periódico, órgano oficial del gobernante Partido Comunista, citó a Cabañas, primer embajador en EE UU en casi 60 años, quien dijo que ahora la isla “podrá viabilizar y dar continuidad de manera directa a una diversidad de temas con la mayoría de las agencias del gobierno estadounidense."