Según consignó Tiempo Argentino, la última jornada de Comicópolis no podía tener un cierre mejor: su primer padrino, el gran dibujante Quino, se acercó hasta el predio de Tecnópolis para recorrer la exposición "Minas", donde el público pudo ver algunos de sus trabajos sobre mujeres como parte de la propuesta que abordó a través de 200 originales la irrupción del género femenino en el humor gráfico. Con cálidos aplausos de sus lectores, el padre de Mafalda, luego de visitar el stand de Ediciones De la Flor y sacarse fotos con los dibujantes que participaron de la muestra aseguró "estar muy contento" por la tercera edición de Comicópolis. "Lo que sucede acá es hermoso, no es frecuente, es un hecho extraordinario. Fui padrino en la primera edición y no había tanta gente como vi hoy", agregó el dibujante argentino, que previamente había estado reunido con sus colegas Spielgelman, Alberto Montt y Liniers.

Récord de visitantes: 110 Mil personas recorrieron la tercera edición de Comicópolis en el predio de Villa Martelli.

El Festival de Historieta culminó así exitosamente su tercera edición, en la que recibió  la visita de 110 mil personas, que durante cuatro días protagonizaron una programación que incluyó exposiciones, charlas y talleres, además de la presencia de referentes del género de todo el mundo. "A modo de balance, esta edición superó nuestras expectativas tanto en niveles de convocatoria, como en calidad de artistas y concurrencia de invitados", aseguró a Tiempo Lucas Pérez Breglia, uno de los organizadores del evento. "Aquella primera idea de realizar un evento que tuviera que ver con la historieta no fue para nada vaga, pero acabamos de terminar la tercera edición y ya proyectamos una cuarta. La muestra Minas va a quedar en el circuito itinerante para que a través del ministerio (de Cultura) podamos llevarla por todo el país", agregó. Otro de los organizadores, Thomas Dassance, trazó su balance: "Este es el evento de la madurez, donde la idea inicial de mostrar la madurez de la historieta se entendió por primera vez de forma concreta."

Ayer, el estadounidense Art Spielgelman, creador de Maus, la única historieta ganadora del Pulitzer, reunió a más de 3000 personas con la puesta de "Wordless!", un impactante espectáculo con seis músicos en escena en el que mezcló sus influencias de las novelas gráficas con la narrativa del cómic en Occidente. "Estoy muy agradecido -aseguró Spiegelman-, no sé cómo es en general aquí pero parece que tienen dinero para la cultura en Argentina." 

La historieta argentina demostró la calidad del género local con la presencia de Liniers, Tute, Juan Ferreyra, Cacho Mandrafina, Diego Agrimbau, Diego Parés, Sole Otero, El Bruno, Juan Saénz Valiente, Julieta Arroquy, Ángel Mosquito, Luciano Saracino, Ayar Blasco, Alejandra Lunik, Esteban Podetti, Capitán Manu y Pupi Herrera, entre otros. Además de los creadores argentinos, el festival se destacó por sus visitas internacionales, como la del holandés Willem; elnoruego Jason; y el norteamericano Howard Chaykin.