El Frente Renovador perdió hoy a cincuenta dirigentes que decidieron brindarle su apoyo al gobernador bonaerense y candidato a presidente por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Así, fue una nueva jornada de masiva fuga que tiene alto impacto en el escenario político.

En este sentido, le manifestaron a Scioli que "llegó el momento de optar, lo que está en discusión son dos modelos de país bien diferentes, por eso haremos un esfuerzo en el territorio para que gane en primera vuelta y sea el próximo presidente de todos los argentinos".

Entre los presentes se encontraban Mónica López, los intendentes Atlanto Honcheruk (Villa Berthet, Chaco), Rafael Carrara (Corzuela, Chaco), Ramón Machado (Santa Ana, Misiones), Raul Fek (Tacuarandi, Santa Fe) y Jorge Ale (San Antonio, Santa Fe); Orlando Machado, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Avellaneda-Lanús); Elsa Capuchinelli, de Santa Cruz; los concejales Patricia Caparelli, de Quilmes; Santiago Arrechea, de General Madariaga y Pablo Gianibelli, de Azul.

Además, estuvieron el vicegobernador Gabriel Mariotto; el jefe de Gabinete, Alberto Pérez; el secretario de Desarrollo Estratégico Omar Szulak y el dirigente Juan José Álvarez.

"Cuando yo quería ser candidata a gobernadora, me enteré que él me había bajado por la tele. Así que ahora, no me tomé la molestia de llamarlo para avisarle", lanzó esta tarde Mónica López y dejó bien clara su postura respecto a su futuro en la política.

Los motivos que dio la candidata

Mónica López, a través de su cuenta oficial de Twiter explicó porqué dio un paso al costado del Frente Renovador y su paso hacia el Sciolismo. A continuación, los argumentos: