El gobernador bonaerense y candidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, junto a su compañero de fórmula Carlos Zannini, convocó a los argentinos a votar el próximo 25 de octubre “por un proyecto productivo y federal que sea predecible, seguro, confiable y que no signifique volver atrás con viejas recetas que son el pasado y ya sabemos como nos fue”.

Ante gobernadores, funcionarios nacionales, intendentes, empresarios, artistas, deportistas y académicos que asistieron al Encuentro del Círculo Celeste y Blanco, Scioli no ahorró críticas a la oposición y al jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, a quien denominó como “el jefe de la alianza conservadora que quiere volver al pasado”.

En ese marco, el candidato kirchnerista a presidente planteó que “no es momento de improvisar y hay que buscar seguridad para continuar con lo que se hizo bien y cambiar lo que se hizo mal”.

En otra parte de su discurso, Scioli también cargó contra los sectores contrarios al kirchnerismo y pidió “dejar las mezquindades de lado y reconocer la decisión de la presidencia Cristina Fernández de Kirchner de impulsar e invertir en la ciencia y tecnología”, en referencia al lanzamiento de ayer del satélite nacional ARSAT-2.

 

A diferencia del resto de los actos importantes realizados durante esta campaña por Daniel Scioli, la cena en Costa Salguero contó con los discursos de otros dirigentes peronistas identificados con el proyecto de Cristina Kirchner como el secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, el ministro de Economía Axel Kicillof y el titular del PJ nacional Eduardo Fellner.

Durante el discurso del gobernador bonaerense, en las ya típicas pantallas gigantes de los actos sciolistas aparecieron las imágenes de Cristina Kirchner y Néstor Kirchner lo que fue resaltado por los presentes que rompieron la formalidad con la entonación de la marcha peronista.

Antes de ingresar al salón, Scioli charló con la prensa y aseguró que "los peronistas con distintas visiones están tomando conciencia que vamos a una disputa contra una nueva alianza conservadora", en referencia a la incorporación de medio centenar de dirigentes del Frente Renovador, entre ellos la candidata al Parlasur Mónica López, al FpV.

En la misma sintonía, Zannini adhirió a la idea de Scioli y sostuvo que "tienen que retornar todos los peronistas" que se alejaron de las filas del Frente para la Victoria.

El dirigente de origen cordobés también convocó a sumarse al FpV "a los radicales que no se identifican" con las decisiones de su conducción que los puso como "furgón de cola de la derecha neoliberal".

"Los peronistas con distintas visiones están tomando conciencia que vamos a una disputa contra una nueva alianza conservadora"

Zannini instó a peronistas y radicales a "buscar la vereda de la Argentina" y aseguró que en las próximas elecciones la puja central se dará "entre el círculo celeste y blanco y el círculo rojo".

Otro de los oradores fue Axel Kicillof, quien encabeza la lista de diputados nacionales por la ciudad de Buenos Aires, e inició su discurso pidiendo un aplauso para Néstor Kirchner, y luego sentenció: "Scioli y Zannini van a ser los nombres que van a representar a los 40 millones de argentinos para hacer flamear bien alta la banderas peronistas de soberanía política, de independencia económica y de justicia social".

Fiel a su impronta, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto manifestó que Scioli es quien "mejor interpreta lo que predica Francisco" y ratificó lo expresado por los integrantes de la fórmula presidencial al señalar que “este movimiento tiene las puertas abiertas y altas para los compañeros que se sienten identificados con este movimiento".

A su turno, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, coincidió en que "siempre estuvieron las puertas abiertas para los compañeros que quieran volver. Por suerte se dan cuenta donde está el verdadero peronismo".

En representación de los gobernadores, Fellner llamó a "no perder lo logrado ni volver a empezar" y opinó que por delante está el desafío de "corregir lo que está mal, seguir con lo que está bien y hacer lo que no se hizo" pero "estando juntos, esto no es una alianza interesada porque nosotros tenemos objetivos iguales y sabemos que primero que nada está la felicidad de nuestro pueblo”.

También el presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM) e intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, consideró que “Scioli viene a profundizar las acciones que se realizaron y dieron a este país tanto crecimiento”.

El dato de color que dio mayor esperanza a los sciolistas fue la presencia de un hombre caracterizado como el papa Francisco que también asistió al bunker del PRO en las elecciones de la ciudad de Buenos Aires y el comentario de un ministro provincial a un funcionario nacional fue contundente: “Este sabe quien gana”.