Marcela llegó desde Mar del Plata con su hija Sofía y los primitos Nicanor y Gerónimo. Canjeó los ahorros que los chicos habían juntado durante el año gracias a las generosas donaciones de la abuela Alicia, y les cumplió el sueño de traerlos a Buenos Aires para ver a sus youtubers favoritos. Sí, youtubers. Los artistas digitales de la nueva generación. Por lo menos así es como se hacen llamar. Pero Marcela está desencajada. No entiende mucho, pero asegura estar feliz de ver sonriente a su hija y sus sobrinos.

"En mi época, seguramente hubiese esperado tanto tiempo en la puerta de un estadio para ver a Sergio Denis. Mi mamá no me acompañaba ni loca. Este tipo que tienen en la remera –refiriéndose a El Rubius– ni siquiera sé qué hace", comenta entre risas, mientras hace con su mano el racconto de las horas que lleva parada en la esquina de Av. Sarmiento y Colombia, en el predio La Rural, esperando para entrar a un VIP de "la cumbre de youtubers", que no es tal. "Ahora los chicos están en otra. Casi ni miran tele. Es todo por Internet y siguen este tipo de cosas. Al parecer estos chicos son famosos. Me acabo de enterar de que el VIP, en realidad, es un corralito que está un poco más adelante que la entrada general. Pero es lo mismo", sostiene, mientras entre dientes se lamenta por los casi 6000 pesos que gastó para traer a los niños a la metrópoli. "Sin contar la nafta", insiste.

Según consignó Tiempo Argentino, los youtubers no están en la televisión, pero su éxito es mucho más contundente que el de algunos que sí están: son parte del nuevo fenómeno de las redes sociales y consumidores de contenidos on demand que eligen con tan solo un clic en sus computadoras y tabletas.

Con humor, consejos de belleza o moda, notas de cocina, simulacros de videojuegos, microficciones, rap, música electrónica, entre otros temas, los youtubers trabajan desde sus hogares.


Las audiencias de todos estos especímenes tech suman 100 millones de suscriptores genuinos en sus canales digitales. Lo más llamativo es que día a día, estos "artistas" dialogan con sus seguidores a través de sus videos, canales de YouTube y redes sociales, alcanzando a todo el mundo de habla hispana. Se trata de los youtubers, parte de un fenómeno nuevo que causa furor entre niños y adolescentes, pero que a los adultos les cuesta entender. El Club Media Fest, con tan sólo dos ediciones, es la prueba cabal de lo exitosos que se volvieron algunos de estos también adolescentes que trabajan de subir videítos a la Web.

Nucleados en el festival youtuber más exitoso, tuvieron ayer su gran día de gloria en La Rural: Dustin Luke, el estadounidense que se hizo famoso por criticar la forma de hablar de los argentinos, fue el encargado de abrir la pista, haciendo vibrar a los miles de adolescentes que, celular en mano, no dejaron de arengar. Es que la fama digital e inesperada que adquirieron no los obnubiló, sino que les sirvió para catapultarse al éxito y  ganar popularidad.

Jota Esse fue uno de los más aplaudidos de la jornada, seguido por Orni y el rapero Santa Rm, que también robó muchos gritos de las adolescentes ya disfónicas para esa altura de la tarde. Los padres, abatidos. Y los chicos, en su mayoría de entre 6 y 16 años, cantan, gritan, responden y corean al ritmo de sus ídolos.

Con humor, consejos de belleza o moda, notas de cocina, simulacros de videojuegos, microficciones, rap, música electrónica, entre otros temas, los youtubers trabajan desde sus hogares o en la calle para abrirse un espacio en la preferencia de los internautas del país y el exterior, una meta que aún es esquiva para muchos. Esta edición reunió a más de 40 mil personas en su primera jornada y hoy, de 14 a 22, habrá otro nuevo convite adolescente. Los chicos saben que la experiencia de verlos en vivo nunca es lo mismo que en la Web. Al cierre de esta edición, aún faltaban las actuaciones de Vegetta, WillyRex, Mangel y el español Rubius, tras muchas horas de espera.

El Rubius: videojuegos en clave de humor

Poseedor de un carisma increíble y con tan sólo 25 años de edad, "El Rubius", o simplemente "Rubius", es el segundo youtuber de habla hispana con más subscriptores, con un total de 13 millones. Empezó su carrera digital subiendo a las redes sociales videos de gameplays (video-reviews sobre videojuegos) y vloggs de humor, pero a medida que fue adquiriendo popularidad en su canal, viró los contenidos de sus videos hacia los chistes y parodias de sus amigos.

No le fue nada mal. Está en el top 20 de los más populares del mundo. Vivió en España unos cuantos años pero se mudó a Noruega cuando sus padres se divorciaron y su madre se casó otra vez. Luego volvió a mudarse a España y ahí empezó a probar el oficio de youtuber.

Su nombre real es Rubén Doblas Gundersen, y aunque la mayoría de su contenido está basado en gameplays, en los que se comenta un videojuego al mismo tiempo que se juega, en su canal cuenta con otro tipo de videos, como videoblogs de los viajes que realiza, respuestas a preguntas de sus seguidores, sketches o challenges (retos viralizados en la red), entre otros. Todo ello en la clave de humor que lo caracteriza.

Tal es su éxito que el año pasado publicó El libro Troll, un material interactivo con retos que los lectores deben completar. En sus primeras seis semanas en las librerías vendió 40 mil ejemplares. En septiembre,  la editorial Planeta publicó su primer cómic, que fue llamado El Rubius: Virtual Hero. En él, el propio Rubius se adentra en el mundo de la realidad virtual, donde vivirá aventuras y deberá superar obstáculos.

Agenda de hoy

De 14 a 22 hs se desarrollarán diversos paneles en un sector exclusivo. De 14 a 15 hs, Cómo construir tu canal. Participan: Sr. Cheeto, Alexxx Strecci, Gonza Fonseca, Itowngameplay, Byabeel Bersgamer, Damián Crescenti y Gonzalo Goethe.  De 15 a 16 hs, Dross. De 16 a 17 hs, Moda y belleza. Participan: Lana, Azumakeup, Chini Makeup, Juli Berea, Giggy Make Up, Nati Guida, Hola Mery Mariana y Eve Makeup. De 17 a 18 hs, Gamers. Participan: Vegetta, Willyrex, Staxx y Alexby. De 19 a 20 hs, Música en Youtube. Participan: Looking Up, Guido Morán y Freak Out. De 20 a 21 hs, Luzu entrevista en vivo a Rubius. De 21 a 22 hs, Chicas en Youtube. Participan: Elvisa, Yellow Mellow, Ann Look, Azumakeup y Dai Hernandez.

Gonzalo y Patricia llevaron a sus respectivos hijos Nicolás y Thiago a disfrutar de la cumbre de youtubers. "Aman más al Rubius que a Boca Juniors, lamentablemente", se lamenta Gonzalo. Llegaron desde General Rodríguez y llevan más de una hora de espera para sacarle fotos a su ídolo de las redes sociales. "Estamos felices de la vida, imaginate", dice irónica Patricia. Y agrega: "En mi época no había nada de esto, pero hay que acompañarlos. Es la televisión moderna."

"Estamos desde las 12 haciendo la cola. Entramos a las 16 y nos quedaremos hasta que termine. Vegetta y Rubius son los preferidos de los chicos y están casi al final.  Yo me divierto porque entiendo que este es un nuevo arte y el gusto del momento. Los acompañamos a los chicos más que nada por la cantidad de gente que hay acá. Ellos lo disfrutan y nosotros pasamos una tarde distinta", dice el tío Pablo, que junto con su novia aprovechó a llevar a los sobrinos a La Rural.

Pablo y María Laura son primos. Quisieron pasar un domingo diferente, así que los pequeños Francisco e Ignacio los invitaron a La Rural para conocer de qué viene la movida youtuber que tanto les entusiasma. "Nosotros estamos aguantando los trapos, pero nos quedaremos lo que podamos", dice María Laura  en medio de un bostezo interminable. "Hace más de tres horas que hacemos la fila. A los chicos les gustan todos, no tienen un solo favorito. Por eso los traigo."

Walter se levantó temprano en Rosario, armó el bolsito, viajó por más de tres horas en el auto y se decidió a pasar un día distinto junto a su hijo Conrado y dos amiguitos del colegio. "Tenían unas ganas locas de venir, estaban re ansiosos. Yo los transporté, pero cada uno hizo el sacrificio de ahorrar para comprarse la entrada y se trajeron plata  también para alguna remera o algo de eso", cuenta entusiasmado el papá jovial. "Vegetta, Rubius y Alexvi están casi al final", dicen los chicos.

Érica es la mamá de los pequeños José y Alba. Indignada por las horas de cola y por lo compungidos que están sus niños de no poder ver a los youtubers favoritos, dispara:  "Me costó más o menos 2900 pesos, porque les saqué un abono vip y unos rubros extra que te meten. No me imaginé que era esto, ni a palos. No es lo que esperaba, los podría haber llevado al Cervantes y por treinta pesitos solucionaba el tema. Está mal organizado. Llevo horas haciendo fila."