El PRO continúa sus intentos para quitarle votos a Sergio Massa y poder disputar una eventual segunda vuelta. Tanto Mauricio Macri como Gabriela Michetti pidieron ayer concentrar las voluntades en Cambiemos. "Si el voto de quienes pretenden un cambio se dispersa entre distintos dirigentes críticos al gobierno, obviamente no va a haber posibilidad de disputar el balotaje", admitió la senadora que, en un acto de honestidad, reconoció que el escándalo por los vínculos comerciales con Fernando Niembro "en algún punto afectó" a su partido.

En el menú del PRO, el plato del día se repite desde hace varias semanas: pegarle al Frente Renovador para robarle electores. El apetito por el balotaje hace que los dardos apunten hacia el Frente Renovador más que al sciolismo. Aunque existen algunas diferencias en los condimentos. Mientras Michetti se refiere a Massa sin mencionarlo, Macri lo nombra sin ningún empacho.

"Siendo (Cambiemos) la única fuerza que puede llegar a disputarle la posibilidad de gobernar a Daniel Scioli, votemos todos (a quien puede disputarle a Scioli el balotaje) porque, si no, por ahí Scioli logra la diferencia de 10 puntos y el 40 por ciento", explicó la oriunda de Laprida. Si el FPV consigue reunir más del 40% de los sufragios y tiene una distancia mayor a los 10 puntos con el segundo de sus competidores, Scioli se convertirá en el próximo presidente. "Para evitar eso y poder entrar al balotaje, uno pide que la gente que iba a votar otros dirigentes vote a Cambiemos y podamos entonces entrar al balotaje", señaló Michetti en alusión a los seguidores de Massa.

El efecto Niembro

La senadora también habló sobre las consecuencias que tuvo hacia adentro del partido amarillo la publicación de los más de 192 contratos que suscribió el gobierno de Macri con La Usina Producciones, una empresa que hasta el año pasado perteneció al ex candidato PRO Fernando Niembro, quien tuvo que abandonar su lugar en las lista de diputados nacionales bonaerenses.

"Uno no puede decir que no haya habido afectación", comentó Michetti sobre el caso que reveló Tiempo Argentino a principios de septiembre. Si bien la legisladora comentó que los sondeos propios no registraron una baja en la intención de voto amarilla por la crisis generada por los vínculos estatales del periodista deportivo, admitió que produjo un cimbronazo en el PRO. "Sentimos que en algún punto nos afectó", dijo la otrora vicejefa de gobierno porteño.

A pesar de que el macrismo no mostró ni uno sólo de los contratos que suscribió con Niembro y que no existió explicación sobre los vínculos que unieron al comentarista deportivo con la Ciudad, la senadora afirmó en una entrevista radial que le da “tranquilidad estar en un espacio que le da claridad a cosas que pueden ser irregulares y no las esconde abajo de la mesa”.

Macri sostiene el no

El alcalde porteño pasó por Avellaneda y además de realizar promesas de campaña se refirió a su estrategia electoral. “Si hubiésemos hecho un frente antikirchnerista, con gente que no apoyó ni participó en las medidas del gobierno, ni las políticas, ni las mentiras, junto con otro espacio que era una separación o un neokirchnerismo, hubiera generado que el oficialismo llegara al 45% y eso no sucede”, aseveró el alcalde capialino. Sobre los proyectos que llevará a cabo si es elegido presidente, Macri prometió darle medicamentos "100% gratis a los adultos mayores que cobren el haber mínimo y un ingreso universal para la vejez". 

Para Stolbizer, Macri copia a los demás porque "no tiene identidad propia"

Margarita Stolbizer, candidata a presidenta por Progresistas, mantiene el eje de su campaña en la fidelidad. Por eso, a menos de dos semanas de las elecciones, apunta contra los seguidores de Cambiemos, que propone a Mauricio Macri como candidato de un frente que reúne al PRO, a la UCR y la Coalición Cívica-ARI, por expresar "debilidad en sus propias convicciones".

Para Stolbizer, "no se entiende" que los aliados de Macri mantengan un acuerdo con el alcalde porteño cuando florecen las denuncias por corrupción en la administración de la Ciudad. "Obviamente (Elisa) Carrió y los radicales buscan esconder la cabeza bajo tierra. Se embanderan en el discurso republicano y después terminan tolerando esto", advirtió la líder del GEN, que ayer estuvo en Santa Fe con su aliado socialista Hermes Binner. "Los que nos votan a nosotros –aseguró- son los más comprometidos, los que no se dejaron arrastrar por el pragmatismo sin ideas y sin valores."

En ese sentido, la diputada rechazó –en una entrevista con Nacional Rock- las declaraciones de Macri sobre su deseo de representar también a los votantes de Massa, Stolbizer o Del Caño, al señalar la debilidad "de sus convicciones". "¿Por qué no representa a los propios? Como no tiene una identidad propia, se sube a un escenario para parecerse a (Axel) Kicillof hablando de un estatismo que nadie le cree; hace un homenaje a Perón claramente oportunista junto a (Eduardo) Duhalde y (Hugo) Moyano y después dice que puede representar a mis votantes; la verdad es que cada vez se entiende menos dónde está parado", criticó.