Con las miradas puestas en lo ecológico, la salud, el desarrollo productivo y tecnologías para la discapacidad, comenzó ayer en Tecnópolis la exposición Innovar 2015, el concurso nacional de innovaciones a cargo del ministerio de Ciencia y Tecnología y que este año tuvo su 11º edición. Se puede visitar de 12 a 20 en el Predio Ferial de la Megamuestra ubicada en Villa Martelli, Vicente López, con entrada libre y gratuita. El sábado se conocerán a los 46 ganadores de las más de 300 innovaciones en competencia que fueron elegidas entre 1300 proyectos por su diseño, tecnología y originalidad. De ellos surgirá el premio mayor, la Distinción INNOVAR, adelantó Tiempo Argentino.

Entre tantos, deslumbraron los inventos en salud. En la entrada al salón principal se ubica un stand paradigmático, por lo que exhiben y por quiénes son sus emprendedores: se trata del proyecto de desarrollo de un Dispositivo de Asistencia Cardíaca Mecánica, a cargo de profesionales del hospital Garrahan. Más conocido como "corazón artificial", sirve como puente para la espera del órgano a los pacientes que necesitan un trasplante cardíaco con más urgencia.

"Hacemos trasplantes cardíacos desde inicios del año 2000. Pero vimos que muchos pacientitos fallecían a la espera de un donante. Una forma de mitigar esto fue incorporar el corazón artificial en 2006, con ayuda del gobierno nacional, pero es una tecnología muy costosa. Cada dispositivo que llegaba de Alemania implicaba de 200 a 300 mil dólares por paciente", comenta a Tiempo el subjefe del Servicio de Trasplante Cardíaco del centro de salud, Gerardo Naiman. Ese fue el antecedente para que decidieran empezar a desarrollarlo en el país, en un trabajo interdisciplinario con la Facultad de Ingeniería de la UBA, el INTA Castelar y la Fundación Pediátrica Argentina.

El jefe del servicio de Trasplante Cardíaco del Garrahan, Horacio Vogelfang, explicó que la falta de donantes de corazón es un problema universal y en los niños esto se ve agravado por las restricciones antropométricas: "Es la causa fundamental de la elevada mortalidad de los pacientes en lista de espera para un trasplante de corazón en la infancia." Al menos tres chicos por año necesitan un corazón artificial que permite a los pacientes llegar vivos y con parámetros fisiológicos estables a la operación, la única opción para la Insuficiencia Cardíaca Terminal Infantil. Incluso tienen casos como el de una niña que lleva más de dos años con el dispositivo.

El desarrollo argentino (único en la región continental) se encuentra en fase de prototipo. La primera prueba ya ocurrió y fue satisfactoria. Lo testearon en un ternero. La unidad móvil consiste en la consola de control, el dispositivo neumático y las cánulas para la implantación. Para antes de fin de año esperan concretar las dos pruebas con las que terminarían el primer módulo del proyecto, en terneras de 45 y 60 kilogramos. El segundo y último módulo, antes de las pruebas clínicas, seguiría durante casi tres años con "no menos de 20 ensayos en animales" –contó Vogelfang- con la introducción de elementos de esencia biológica que reemplacen a los componentes artificiales que hoy conforman los "corazones artificiales" importados. "Nuestro proyecto incluye la confección de las válvulas de los tractos de entrada y salida de la bomba sanguínea con Pericardio Humano. También con eso serán recubiertas las superficies de contacto con la sangre, facilitando la terapia anticoagulante y reduciendo los riesgos de tromboembolismo", resaltaron los profesionales.

A un costado de su stand sobresalen otros proyectos relacionados a la salud, como el sistema de transporte para pacientes obesos de cama a camilla o de camilla a mesa quirúrgica, a cargo de Hospimovil, que ya se usa en hospitales de Olavarría y Chaco, de donde les pidieron diez modelos más. La firma Eccosur exhibió su Holter HT 203, un sistema de registro de Electrocardiograma ambulatorio de tres canales que graba hasta 72 horas, y Terason T-3000ar: el primer ecógrafo portátil desarrollado y fabricado en Latinoamérica, con el 80% de los materiales reciclables. Algunas de las innovaciones saludables.

Las escuelas técnicas con creciente protagonismo

Áño a año crece el número de alumnos de las escuelas técnicas que exponen sus innovaciones. Es el caso de la Manuel Belgrano de Mendoza, que desarrolló la "Eco-recicladora", una máquina capaz de compactar en forma de "pellets" las hojas secas que obstruyen el paso del agua en las acequias. Así limpian las acequias y utilizan lo reciclado en zonas agrícolas como abono orgánico.

Los chicos de dos escuelas agrotécnicas de Marcos Juárez, Córdoba, se fusionaron para crear una máquina detectora de malezas generando una fumigación de precisión dirigida. Gracias al reflejo del sol que expone la clorofila, una cámara detecta si el volumen es el de una maleza viva, y abre la válvula que echa herbicida; de lo contrario, permanece cerrada.

"Lo hicimos todo con elementos simples, como el tubo de PVC. La cámara es de la netbook de Conectar Igualdad", comentaronlos chicos. Su profesor, Diego Barrera, agrega: "También se busca bajar el índice de glifosato, que es un peligro para la región, y se abaratan costos." Acaban de ganar el primer premio de la Feria de Ciencias, en Iguazú.


Transporte como de hormiga

Matías Rea cuenta que el VUP fue su trabajo final en la carrera de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Misiones. Pensó mezclar el diseño con la agricultura familiar. "En Oberá hay terrenos de roca, piedra, tierra y barro, que es bien jodido." Para eso ideó este transporte que adopta características morfológicas y funcionales similares a las de una hormiga, y mucho más barato que un tractor o una 4x4. Tiene cabina para dos, motor económico de 200 cc que alcanza 50 km/h y módulo de cargas de hasta 500 kg.


Una vacuna distinta

VEDEVAX es la primera vacuna recombinante en el mundo aprobada contra una enfermedad que afecta a más del 70% de los rodeos bovinos en el país, como puede ser la diarrea viral bovina. Está elaborada con un enfoque diferente al de las tradicionales: aquí la vacuna busca al sistema inmune, “lo que da como resultado una respuesta inmune mayor y con mejor eficiencia en comparación con los antígenos tradicionales”, resaltó Demian Bellido, que estuvo diez años trabajando en este producto en el INTA.

Un lavarropas a pedal

El lavarropas ecológico BECO, de las diseñadoras industriales de la UBA Eugenia Mendoza y Ornella Casoy, está pensado como una opción para llegar a usuarios que no tienen acceso a energía eléctrica. La solución es la transmisión de energía muscular, con un sistema similar al de una bicicleta: energía cinemática para mover el tambor de lavado. Posee un sistema de desagote y la posición del asiento es regulable. En 8 minutos de pedaleo pueden lavar lana; en 10, ropa sintética; y 18, para lavar algodón.

La Milanguera

Mariana Ferreira concibió la Milanguera ("Porque soy mujer y cocino") para su tesis en la carrera de Diseño Industrial (UBA). Una solución de diseño para rebozado/empanado de milanesas y productos empanados. "Está pensada para PyMEs; es la primera y única máquina pasible de ser producida en Argentina con recursos nacionales. Responde a necesidades productivas de un sector clave de nuestro país", comenta. Por hora llegan a empanar hasta 50 kg de milanesas. Ya recibieron 15 pedidos.

El cuatri Limpia Playas

El Limpia Playas BRAVA es capaz de recolectar basura, airear la arena y emparejar el terreno "con el fin de mejorar la situación de las playas". Se acciona por la tracción de un cuatriciclo, sin necesidad de energía complementaria. Utiliza aquella que es generada por el movimiento de las ruedas y la traslada al mecanismo de limpieza mediante una cadena cinemática, recuperando la energía de tracción. El mecanismo de limpieza está compuesto por una cinta transportadora con puntas de rastrillo retráctiles.


Silla de Ruedas Compacta

Junco es una silla de ruedas compacta de bipedestación manual para personas con paraplejia y paraparesia. Le permite al usuario pasar de la posición sedente a erguido de forma manual. Posee un sistema de palancas que, impulsado por la fuerza del usuario y un par de resortes a gas, produce la carrera de bipedestación. "La bipedestación permite normalizar el tono muscular, prevenir deformidades, evitar úlceras, mejora la digestión, la respiración y la circulación", cuentan Rodrigo Núñes Mola y Matías Torres, diseñadores.