Ex combatientes recibieron anoche una notificación esperanzadora. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la que acudieron en mayo pasado por "negación de justicia" luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación le diera la espalda y dejara prescribir los crímenes que sufrieron durante la Guerra de Malvinas, le pidió al Estado argentino "que presente sus observaciones". Se trata del paso previo para definir la admisibilidad del caso. Hay temas que debieron esperar hasta seis años para que la CIDH definiera el paso procesal que comunicó ayer a los ex soldados, consignó Tiempo Argentino.

"Es auspiciosa la novedad. Esto deja configurado el caso en la CIDH y abre la puerta a que se tienda un diálogo con el Estado con miras a resolver la cuestión que queremos investigar", explicó el coordinador del equipo jurídico del CECIM-La Plata, Jerónimo Guerrero Iraola.

"Sabíamos que la CIDH había receptado el caso. Ahora solicita información al Estado en relación al material que nosotros denunciamos en la petición: la violación al derecho de acceso a la justicia y la verdad", añadió el letrado. El Estado tiene tres meses para informar sobre las cuestiones que requiera la comisión. Y en función de la respuesta dictaminará sobre la admisibilidad del caso.

Si bien aún no trascendió, se espera que en el requerimiento al Estado la CIDH consulte si se conocían las denuncias por torturas y otros tratos que perpetró la superioridad contra su tropa, qué medidas se tomaron en el último tiempo al respecto y cómo fue su tratamiento judicial, entre otras cosas. El expediente, que se abrió en Río Grande en 2007, ya cuenta con más de 120 denuncias, 150 casos y 73 acusados.

La presentación de los ex combatientes ante la CIDH se produjo el 20 de mayo pasado luego de que en febrero la Corte Suprema no tratara la causa por violaciones a los Derechos Humanos en Malvinas por una cuestión de "forma". En una decisión polémica, el alto tribunal dejó vigente una sentencia de la Cámara de Casación Penal que dio vuelta el fallo de primera instancia y declaró que los crímenes que se le achacaron al subteniente prescribieron.

Justamente, mientras este tema se debate en la CIDH, en los primeros días de octubre, los imputados fueron denunciados una vez más junto a la jerarquía del Regimiento de Infantería 5 por otro ex conscripto, Oscar Torres, por el mismo tipo de delito.

La acusación se realizó ante el juzgado Federal Nº 2 de Resistencia. Junto a Torres radicaron nuevas acusaciones Alfredo Sánchez, Daniel Chávez, Carlos Rodas y José Yanevich, quienes apuntaron contra Juan Ramón Mabragaña y el cabo Oscar Albarracín, entre otros. Por una cuestión de soberanía sobre las Islas Malvinas, las cinco nuevas denuncias se acumularán al voluminoso expediente que ramita en el juzgado Federal de Río Grande.