Juliana Awada, la nueva primera dama argentina, nació el 3 de abril de 1974 en la Ciudad de Buenos Aires. Hija de Abraham Awada, un inmigrante libanés musulmán oriundo de Baalbek, y de Elsa Esther "Pomi" Baker, de origen sirio, se casó con el líder del PRO, Mauricio Macri en 2010 y se convirtió así en la tercera esposa del nuevo Presidente electo.

Durante su infancia y adolescencia viajó en varias ocasiones junto a su madre a las principales ciudades de Europa y Estados Unidos, en busca de colecciones de moda para la empresa textil familiar, que su padre fundó en la década del 60.

Cursó sus estudios secundarios en el Chester College, un colegio inglés de educación bilingüe ubicado en Belgrano. Tras egresar, viajó a Inglaterra a perfeccionar sus conocimientos de inglés en Oxford y regresó a la Argentina para involucrarse en el negocio familiar.

A los 23 años, se casó con Gustavo Capello, de quien se divorció años más tarde. Luego, mantuvo una relación de 10 años con el conde belga Bruno Laurent Barbier a quien conoció en un vuelo de Air France. Si bien nunca se casaron, tuvieron juntos una hija a la que llamaron Valentina.

Macri y Juliana tenían amigos en común y volvieron a encontrarse en el gimnasio Ocampo, ubicado en Barrio Parque. Finalmente, la relación prosperó y contrajeron matrimionio el 16 de noviembre de 2010. Fruto de esa unión nació en 2011, Antonia Macri, cuarta hija del líder del PRO.

"Negrita mágica, única y hechicera”, así suele llamar Mauricio a su mujer, que marca tendencia con su estilo moderno y elegante, plasmado en su línea de ropa Awada.

Juliana tiene cuatro hermanos: los también empresarios Zoraida y Daniel Awada -este último ya separado de la empresa familiar-, la artista plástica Leila Awada y el actor Alejandro Awada, recientemente al Arquímedes Puccio de Historia del Clan. El artista es un confeso militante del kirchnerismo, quien sostuvo días atrás: "La quiero mucho, pero queremos dos Argentinas distintas.